bogotá

Enfrentamiento entre Esmad y estudiantes deja dos jóvenes heridos, uno de ellos con afectación en su ojo


En horas de la tarde del miércoles 1 de junio se registraron percances en las vías que se ubican cerca a la sede tecnológica de la Universidad Distrital en Bogotá, específicamente entre las localidades de Tunjuelito y Ciudad Bolívar, en el sur de la ciudad.

Frente a la institución de educación superior pública se encuentra la Avenida Villavicencio, en la que varios jóvenes se situaron sobre el carril bloqueando el paso en ambos sentidos para los vehículos que se estaban movilizando por la zona. Según el cuerpo estudiantil, esta acción tuvo efecto por el rechazo hacia los directivos de la universidad.

Debido a las complicaciones que se estaban generando, el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) llegó al sitio, pues se trancó la vía que en uno de sus puntos conecta con la Autopista Sur y es frecuentemente transitada por una significativa cantidad de vehículos. También la calzada de la avenida Gaitán Cortes se vio trancada.

En consecuencia, al intervenir la unidad especial de la Dirección de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional de Colombia se generaron enfrentamientos con los estudiantes.

Algunos jóvenes se dirigieron a la universidad y, desde ese espacio, arrojaron objetos hacia el Esmad, por lo que el grupo de control antidisturbios utilizó gases lacrimógenos y aturdidoras.

A causa de los enfrentamientos entre civiles y el cuerpo de la fuerza pública, autoridades indicaron que dos jóvenes resultaron heridos. Cada uno de ellos fue enviado a un centro de salud para ser atendido, además, se conoció que el diagnóstico clínico para uno de los jóvenes fue trauma craneoencefálico y, para el otro, impacto en uno de sus ojos.

Por su parte, el mayor General Eliécer Camacho Jiménez, de Bogotá, detalló: “Dentro de la afectación contra miembros de la Policía lanzaron diferentes elementos como voladores, metrallas y bombas molotov, también se ve cómo levantan adoquines para lanzarlos a la policía. Hubo bastante agresión de estudiantes y de encapuchados, que desde el interior se enfrentaban con los miembros de la fuerza pública, la situación está controlada”.

“Hay dos personas afectadas. Un joven que ingresa a la Clínica Barraquer con una afectación ocular. Igualmente, se reporta el ingreso de un estudiante a la Clínica el Tunal, al parecer, tiene trauma craneoencefálico severo (...) La invitación de la Policía Nacional es a que las personas se manifiesten en sus derechos, pero no puede ser un ataque permanente a los miembros de la Fuerza Pública”, precisó el General Eliécer Camacho e hizo énfasis en que el bloqueo de las vías producen problematices para la ciudadanía.

Los estudiantes de esta sede de la Universidad Distrital, hace unos días, también se manifestaron y la razón por la que se están presentando este tipo de prácticas se da debido a complicaciones en la infraestructura de la institución e inconformidad con los directivos, puesto que se dio a conocer que varios docentes no han recibido la remuneración por su trabajo.

El artículo número 37 de la Constitución Política de Colombia contempla la protesta o manifestación pacífica como un derecho: “Toda parte del pueblo puede reunirse y manifestarse pública y pacíficamente. Solo la ley podrá establecer de manera expresa los casos en los cuales se podrá limitar el ejercicio de este derecho”, detalla la carta magna de la República de Colombia.