Home

Nación

Artículo

Incendio Chocó
Las familias piden ayuda a los organismos de control. - Foto: Twitter / @HCarlosRamirez

nación

Fatal incendio en Quibdó, Chocó: más de 120 personas resultaron afectadas

Los ciudadanos piden mayor atención del Gobierno nacional para la ciudad del Pacífico.

En horas de la tarde del lunes 5 de diciembre se presentó una emergencia en Quibdó, la capital del departamento del Chocó, cuando un incendio provocó que varias casas de madera fueran las afectadas. Con ello, entre lo más reciente, más de 120 personas resultaron sin un techo bajo el que dormir.

Asimismo, más de 25 familias perdieron por completo su hogar en el barrio Mis Esfuerzos, aledaño al barrio Porvenir y Minuto de Dios. De hecho, los organismos de control de incendios y rescate llegaron hasta el sector para remover la madera que colisionó con el fuego.

Miembros de la Defensa Civil, Bomberos, entre otros colectivos, estuvieron solventando lo ocurrido. En adición, bajo la premisa de evitar percances mayores y contener el fuego, el aeropuerto El Caraño, ubicando en Quibdó, comentó que en la tarde del lunes no hubo servicio de extinción de incendios. Por su parte, las autoridades permanecieron trabajando y censando a los afectados para contribuir con las ayudas necesarias.

De igual manera, entre las actualizaciones, los ciudadanos piden mayor atención del Gobierno nacional para la ciudad del Pacífico. Incluso, algunos dicen que están de “tragedia en tragedia”.

Lo último que dijo la Alcaldía del Chocó es que la Oficina de Gestión del Riesgo ha estado encargándose de lo ocurrido por el grave incendio, pero no ha dado más reportes. Los afectados no tuvieron dónde pasar la noche.

Hasta el momento, se desconocen las causas de la conflagración que generó pánico entre la ciudadanía. Sin embargo, parece ser que unos niños estaban jugando con fuego y ese habría sido el detonante de las llamas.

“Desafortunadamente y al parecer se encontraban unos niños jugando y se produce un incendio en el barrio en la parte baja de la ciudad de Quibdó, donde intervienen los bomberos y los organismos de socorro atendiendo la emergencia”, manifestó el director seccional de la Defensa Civil de Quibdó, Manuel Lozano.

En redes sociales se difundió un par de videos que dan muestra de cómo las llamas quemaron por completo algunas de las viviendas:

Por otro lado, muchos de los habitantes del Pacífico consignaron otra estremecedora situación que pasó el fin de semana en el país. El 4 de diciembre se registró un deslizamiento de tierra en una carretera entre los municipios de Pueblo Rico y Santa Cecilia, exactamente en la vereda La Cabaña, en el departamento de Risaralda. Un alud sepultó el bus que cubría la ruta Cali (Valle)-Condoto (Chocó), dejando sepultados a sus ocupantes. Por esta razón, tras la tragedia, testigos pedían a gritos la presencia de organismos de socorro y maquinaria para remover el material y rescatar a los pasajeros.

SEMANA está en el lugar de la noticia, donde las autoridades confirmaron que son 32 las personas fallecidas y tres fueron trasladadas al Hospital San Jorge de Pereira. Además, cinco personas ya fueron dadas de alta.

La primera víctima mortal confirmada fue una menor de siete años que, según información de testigos en la zona, se movilizaba junto a alguien más en una motocicleta cuando la montaña se vino abajo. “Se acabó de venir un derrumbe acá de Pueblo Rico pa’ bajo, tapó una occidental, [hay] un carro allá, están tapados. Qué tragedia tan berraca”(sic), dijo un hombre que grabó un video contando lo ocurrido.

Luego de varias horas de labores, los cuerpos hasta ahora rescatados han sido trasladados al coliseo de Pueblo Rico, Risaralda. Sin embargo, los familiares de las víctimas no han recibido información para determinar el estado de sus seres queridos.

Según conoció SEMANA, al coliseo de Pueblo Rico han llegado ocho cuerpos rescatados por los organismos de socorro, aunque aún no se han divulgado sus identidades.

Hasta el momento, de acuerdo con cifras oficiales, han sido confirmados 32 fallecidos, mientras que tres personas reciben atención médica en el Hospital San Jorge de Pereira. Cinco personas ya fueron dadas de alta.