nación

Logran capturar a dos homicidas en Risaralda

El Consejo de Seguridad de Risaralda busca bajar los índices de homicidio


En Risaralda judicializaron a Luis Elider Guaurabe Bariaza y a Jesús Antonio Lemus Restrepo, quienes de manera aislada, al parecer, incurrieron en dos homicidios en el departamento.

El primero de los hechos ocurrió el pasado 30 de julio en el municipio de Mistrató, donde Guaurabe Bariaza habría disparado contra un hombre de 27 años que se desplazaba por el centro del lugar, el cual se dio por un acto de intolerancia. El homicida no aceptó los cargos ante el juez de Control de Garantías. Se le acusa de los delitos de homicidio agravado y porte o tenencia de armas de fuego.

El segundo caso se trataría de un hecho más de intolerancia. Se presentó el 12 de julio en el sector de Brisas del Cauca en Pereira, donde Lemus Restrepo habría atacado con un arma cortopunzante a un hombre de 23 años, quien falleció minutos después. Por solicitud de la Fiscalía, un juez de Control de Garantías lo envió al centro carcelario como presunto responsable del delito de homicidio simple.

Datos de interés

Según el Consejo de Seguridad de Risaralda, durante lo que va del año 2022 aumentó la tasa de esclarecimiento de víctimas de homicidios en un 27,03 % con un avance del 41,44 %, feminicidios un 100 %, violencia intrafamiliar en un 34 % con un avance del 66,20 %, delitos sexuales en un 24,76 % de esclarecimiento con un avance del 52.35 %.

Atención | Rodrigo Tovar, alias Jorge 40, aceptó cargos por 13 homicidios

El excomandante paramilitar Jorge 40, responsable de múltiples crímenes, muchos de ellos de lesa humanidad, aceptó varios delitos que cometió en la región de la costa Atlántica.

La Fiscalía fue la encargada de dar la información de manera oficial. “Fiscales lograron que Rodrigo Tovar, alias Jorge 40, en su condición de cabecilla de las extintas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) aceptara su responsabilidad en 13 hechos delictivos ocurridos en Atlántico y César, los cuales se presentaron entre 2000 y 2005″, dijo Deicy Jaramillo Rivera, directora especializada contra la violación de los derechos humanos.

En diligencias realizadas en la cárcel Picaleña, en Ibagué (Tolima), donde permanece privado de la libertad, alias Jorge 40 reconoció un evento asociado al desplazamiento de una familia, en Codazzi (Cesar); y 12 casos de homicidio en persona protegida, que dejaron, por lo menos, 14 víctimas, entre ellas un abogado, un menor de edad, un albañil, agricultores y vendedores informales, en Barranquilla y Galapa (Atlántico), y Codazzi (Cesar).

Estas personas habrían sido asesinadas por hombres armados que formaron parte de las distintas estructuras que conformaron el denominado Bloque Norte. Al parecer, fueron señaladas equivocadamente de estar involucradas en actividades delictivas o de colaborar con otras organizaciones ilegales que tenían injerencia en la región.

El material de prueba indica que los autores materiales de las 13 acciones criminales actuaron de acuerdo con las órdenes y lineamientos definidos por los entonces máximos jefes paramilitares en la Costa Atlántica, entre estos Rodrigo Tovar Pupo.

Con la aceptación de cargos, alias Jorge 40 se somete a sentencia anticipada. La condena será fijada en atención a los parámetros establecidos en la Ley 600 de 2000 (anterior sistema Penal).

Cabe recordar que su hijo, Jorge Rodrigo Tovar consiguió llegar a la Cámara de Representantes por medio de una de las 16 Circunscripciones Transitorias Especiales de Paz. Después de acusaciones por supuesto apoyo del Gobierno nacional y grandes manifestaciones en 13 municipios de Cesar, La Guajira y Magdalena, el abogado logró la mayor votación en la zona.

Su partido, Asociación Paz es Vida, ganó en ocho de los 13 territorios que conforman la circunscripción 12. En la lista se encontraba Tovar junto a Nairobis Beatriz Jiménez Martínez, candidata a la que superó por mucho.