nación

“Los arruina, los confisca”: Álvaro Uribe a Gustavo Petro sobre punto de la reforma tributaria

El expresidente aseguró que comparten todos los esfuerzos que se hagan para que este país acelere la superación de la pobreza, pero no al costo de marchitar al sector privado. Advirtió especialmente sobre el impuesto al patrimonio.


El expresidente Álvaro Uribe hizo unas declaraciones al salir de su reunión con Gustavo Petro. “Escuchamos al señor presidente y él nos escuchó”, dijo el exmandatario. “Tengo un motivo de especial agradecimiento”, dijo con amabilidad sobre la reunión.

El exmandatario comenzó por relatar las preocupaciones que le expresó en ese encuentro. Las primeras, sobre la reforma tributaria que ha anunciado el presidente electo. “Compartimos todos los esfuerzos que se hagan para que este país acelere la superación de la pobreza, pero no al costo de marchitar al sector privado”, pues según él eso genera más pobreza.

El expresidente aseguró que la tributación debe ser “amable” y el “contribuyente debe pagar con gusto” para que los colombianos no salgan a buscar cómo evadirlas. Relató que hizo una comparación con Chile en donde se le han subido los impuestos a las personas, pero aun así siguen por debajo de las tasas de Colombia. Por ejemplo, la tasa corporativa allá está en el 27 % y en Colombia en el 35 %. Las personas naturales, en cambio, allá están en 37 % y en el país, 39 %.

Reunión Gustavo Petro y Expresidente Alvaro Uribe
Reunión Gustavo Petro y expresidente Álvaro Uribe. - Foto: Prensa Campaña Petro

Hubo un tema en el que el exmandatario hizo especial énfasis. Aseguró que le habló del impuesto al patrimonio, pues hay bienes que por más que se les explote les da una rentabilidad menor al 1 % y se ha hablado de cobrarles un impuesto del 4,8 %. Aseguró que una medida así, a los colombianos que están en esa situación: “los arruina, los confisca”.

El expresidente también le habló de los fondos privados de pensiones. Aseguró que las medidas de las que ha hablado el presidente electo podrían acabar con estas entidades. Y aseguró que para algunos colombianos será muy bueno, pero a otros no necesariamente la reforma los favorece.

Reunión Centro Democrático, posterior reunión Álvaro Uribe con Presidente Electo Gustavo Petro
Reunión Centro Democrático, posterior reunión Álvaro Uribe con Presidente Electo Gustavo Petro - Foto: JUAN CARLOS SIERRA PARDO

“Yo diría que para el pensionado de salario mínimo no es malo, puede haber preocupación con sectores de ingresos medios. Creemos que se debería elevar la cotización por parte del trabajador”, advirtió.

También elogió la tributación del gobierno saliente, la cual, según el expresidente, ha ayudado al crecimiento de la economía.

Al final, hubo una ronda de preguntas de periodistas. Uno de ellos le cuestionó al mandatario si asistiría a la posesión de Gustavo Petro. El exmandatario contestó que no. Aseguró que había salido en elecciones a muchos lugares de Colombia para hacer campaña y que agradecía a todos los colombianos que lo habían recibido bien, pero que para la posesión prefería declinar esa invitación, si le llegaba.

“Yo no asisto a la posesión. Le haré una llamada muy respetuosa al presidente Petro si eso ocurre”, dijo.

Uribe lució desprevenido, más tranquilo de lo que se esperaba y con la disposición de escuchar a Petro y plantearle sus principales preocupaciones. “Doctor Petro, a usted no le fue mal en mi gobierno”, le afirmó el expresidente en medio de la charla que se extendió durante horas y donde reinó la armonía entre las partes. Petro sonrió.

Al final, Uribe- quien coincidió con Petro en varios puntos de construcción de país-, destapó sus cartas. Anunció que el Centro Democrático sería un partido de oposición, pero con argumentos y bajo la premisa del respeto.

Además, dejó claro que las reformas o proyectos de ley que consideren que benefician al país, podrán tener el visto bueno de la bancada uribista.

Así fue la reunión

Aproximadamente a las 11:13 a. m. inició la esperada reunión entre el expresidente Álvaro Uribe y el presidente electo Gustavo Petro. El encuentro se dio en la oficina del abogado Héctor Carvajal, ubicada en el norte de Bogotá.

La primera parte de la reunión consistió en un saludo a solas entre Uribe y Petro, que duró aproximadamente media hora. Después de este encuentro privado, entraron a la sala los acompañantes de ambos.

Por el lado de Álvaro Uribe, los acompañantes fueron los senadores Alirio Barrera y Ciro Ramírez, el representante Fernando Espinal y Nubia Stella Martínez, directora del Centro Democrático. Tal como lo informó en el trino en el que aceptó la invitación, el expresidente fue en representación de su partido.

Petro llevó a Alfonso Prada, jefe de debate en campaña, y al senador Alexánder López Maya. Una figura conciliadora y un representante del Polo Democrático, partido afín al petrismo puro dentro del Pacto Histórico.

Después de casi una hora de conversación, se conocieron las primeras imágenes del encuentro. Según el registro, se percibió una conversación cordial entre los líderes políticos, mutuos contradictores durante varios años. Incluso, se alcanzaron a ver algunas caras sonrientes en varias de las tomas.

A eso de la 1:30 p. m. terminó la reunión entre Petro y Uribe, siendo considerado un encuentro histórico entre dos visiones opuestas de país. Muchos lo consideran como el inicio del la propuesta de cambio del presidente electo.

Este esfuerzo forma parte del llamado Acuerdo Nacional, propuesta de Petro para lograr un consenso intersectorial. Según el mismo presidente electo y Armando Benedetti, su mano derecha en campaña, este proyecto debía comenzar con una conversación con Uribe.