nación

Presidente Duque advirtió que continuidad de Ingreso Solidario para 2023 dependerá de Petro

El jefe de Estado insistió en que su gobierno dejó garantizado los recursos para que el próximo año se entregue ese subsidio a la población más vulnerable.


El presidente de la República, Iván Duque, hizo referencia a los programas sociales que impulsó su gobierno y que nacieron a partir de la pandemia del coronavirus, para aliviar los bolsillos de los más vulnerables en medio de esa dificultad que atravesó no solo Colombia sino el mundo.

El saliente mandatario fue claro en manifestar que su gobierno dejará todo listo para que se pueda prorrogar el subsidio de Ingreso Solidario para 2023, pero que su materialización o ejecución dependerá de lo que decida la próxima administración que en este caso en el gobierno entrante de Gustavo Petro.

“Yo le ha dado una instrucción muy clara al ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, de que se mantenga el Ingreso Solidario en el anteproyecto de presupuesto del año 2023″, sostuvo Duque.

Y agregó el mandatario colombiano: “De tal manera, que el pueblo colombiano tenga la certeza que estamos dejando los recursos para cerrar el año 2022 con Ingreso Solidario y que van a tener los recursos de su Ingreso Solidario del año 2023 si así lo desea continuar la administración entrante”.

El presidente de la República, Iván Duque, reveló el pasado 21 de junio en una declaración que se levanta la medida extraordinaria de la emergencia sanitaria derivada por la pandemia del coronavirus, la cual se decretó por esa enfermedad. El jefe de Estado indicó que no hay elementos que justifiquen ampliarla por más tiempo.

En ese escenario, y en compañía del ministro de Salud, Fernando Ruiz, Duque manifestó que Colombia está llegando a una normalidad que se argumenta por la vacunación masiva contra la covid-19; sin embargo, el jefe de Estado activará por medio de las autoridades de salud una vigilancia especial que irá de la mano de los gobernadores y alcaldes de todas las regiones del país.

“Han sido hasta hoy 840 días donde hemos estado bajo emergencia sanitaria, donde hemos luchado contra este enemigo invisible y lo hemos enfrentado con muchísimas acciones. Son básicamente 294 actos administrativos, dos emergencias que fueron decretadas por el Gobierno, donde tuvimos que presentar más de 100 proyectos de decreto”, indicó el presidente Duque.

Con esta declaración del final de la emergencia sanitaria a partir del 30 de junio de parte del Gobierno nacional, hay varios subsidios que se estaban entregando a los ciudadanos y que llegan a su punto final el próximo mes de julio.

Prosperidad Social hizo un llamado a los beneficiarios de este programa a reclamar los recursos pendientes, tras reconocer que es posible que muchos hogares pueden tener más de un giro acumulado.
Prosperidad Social hizo un llamado a los beneficiarios de este programa a reclamar los recursos pendientes, tras reconocer que es posible que muchos hogares pueden tener más de un giro acumulado. - Foto: Prosperidad Social

Uno de estos es el que fue llamado subsidio de conectividad digital, el cual corresponde a una suma de dinero que se les cancela a los empleados que están trabajando desde su casa por la pandemia. Con este dinero, se buscaba apoyar el pago de internet y otros servicios de los trabajadores mientras realizan teletrabajo.

Este pago solamente lo están recibiendo los trabajadores que ganen como máximo dos salarios mínimos. Con este subsidio se buscaba reemplazar el de transporte, ya que se pagaba exactamente el mismo valor, pero como los trabajadores no estaban yendo a su lugar de trabajo, este subsidio se había dejado de pagar.

Otro subsidio que se acaba desde el próximo 30 de junio será el de protección al cesante, el cual era una ayuda en dinero a las personas que no tuvieran trabajo, producto de haber perdido su empleo a causa de la pandemia, y que anteriormente ya hubieran cotizado dinero en su respectiva caja de compensación familiar.

Finalmente, ese subsidio lo pudieron aprovechar todas las personas que hicieron los aportes a las cajas de compensación familiar, al menos durante un año, sin importar si este fue continuo o en varias partes, durante los últimos cinco años.