nación

Presidente Duque sentenció que en un “corto plazo” serán capturados Siopas y Chiquito Malo

El jefe de Estado ordenó un “monitoreo exhaustivo” a las operaciones de la fuerza pública contra los cabecillas del Clan del Golfo.


El presidente de la República, Iván Duque, continúa tomando medidas en materia de orden público ante la amenaza del Clan del Golfo tras la extradición a Estados Unidos de su exjefe, Dairo Antonio Úsuga, alias Otoniel.

En esta ocasión, el jefe de Estado envió una advertencia a alias Siopas, Chiquito Malo y Gonzalito, señalados herederos de la estructura criminal. Dijo que “en corto plazo” esos individuos serán capturados por las autoridades para que respondan por los delitos que han cometido.

Por medio de su cuenta de Twitter, el presidente ordenó un monitoreo exhaustivo sobre las operaciones que están desplegando las Fuerzas Militares en zonas estratégicas de Colombia, en compañía del bloque de búsqueda que el Gobierno nacional activó para desmantelar el Clan del Golfo.

“Con el Ministerio de Defensa mantenemos monitoreo exhaustivo sobre situación de orden público en el Urabá Antioqueño; verificamos avances de la Campaña Cóndor, que permitirá dar con el paradero, en corto plazo, de Siopas, Chiquito Malo, Gonzalito y toda la estructura del Clan del Golfo”, trinó Duque.

Bloque de búsqueda

Esta semana, el presidente de la República, Iván Duque, desde el municipio de Carepa, en el departamento de Antioquia, presentó de manera oficial el bloque de búsqueda, el cual tendrá la misión de “ponerle el punto final” a la organización criminal del Clan del Golfo.

Sumado a ello, el mandatario colombiano fue enfático en señalar que las autoridades no descansarán hasta desmantelar la estructura criminal del Clan del Golfo, en cuyo ejercicio se fortalecerán todos los operativos de la fuerza pública en zonas estratégicas de Colombia.

“En nuestro gobierno se han capturado a 2.800 miembros del Clan del Golfo y se han adelantado más de 1.100 operaciones, con más de 110 cabecillas capturados, todas esas operaciones permitieron llegar a alias Otoniel, el máximo cabecilla de esa organización”, expresó el presidente Duque.

Bloque de búsqueda
Bloque de búsqueda - Foto: Presidencia

En esa oportunidad añadió el jefe de Estado: “Tenemos más de 16 miembros de esa organización listos para ser extraditados, menciono todo esto porque en nuestro gobierno el Clan del Golfo ha recibido los golpes más duros en lo que tiene que ver a esa estructura criminal”.

“Hoy estamos acá para reafirmar lo que hemos venido adelantando tras la captura y ahora extradición de alias Otoniel, no solamente se han producido más de 300 capturas sino que hemos logrado también allanar bienes de esa estructura, hemos adelantado incautaciones y más de 60 toneladas de clorhidrato de cocaína”, subrayó Duque.

Así mismo, pero en horas de la mañana de este lunes, el presidente de la República, Iván Duque, en compañía de varios integrantes de su gabinete, realiza un recorrido por el Urabá antioqueño, una de las zonas de afectación del paro armado que decretó el Clan del Golfo.

Frente a alias Chiquito Malo, la información que tienen las autoridades señala que “Jobanis de Jesús Ávila Villadiego, conocido como Chiquito Malo, nació San Pedro de Urabá; con 43 años de edad, cuenta con gran trayectoria criminal, es desmovilizado del Bloque Bananero de las extintas Autodefensas Unidas de Colombia; sin embargo, no continuó con dicho proceso y decidió retomar el accionar criminal con el hoy denominado Grupo Armado Organizado Clan del Golfo, donde por su experiencia delincuencial y conocimiento de la zona fue designado para manejar temas relacionados con el narcotráfico; fue nombrado como uno de los cabecillas de la subestructura Central Urabá Turbo, realizando presencia principalmente en zona rural de dicho municipio, donde ha coordinado acciones en contra de la Fuerza Pública, con el fin de evitar que puedan acceder a su zona de injerencia”.

En su archivo criminal se señala que “esta persona fue ascendiendo rápidamente dentro del GAO, convirtiéndose en el principal cabecilla de la subestructura Central Urabá Turbo, dirigiendo actividades ilícitas dirigidas al control del narcotráfico, extorsiones y acciones armadas en contra de la fuerza pública”.

Otro de los aspectos del proceso indica que “el 21 de octubre de 2015 se realizó operación de parte de la fuerza pública, en la vereda Manuel Cuello, municipio de Turbo (Antioquia), donde fueron neutralizados tres sujetos del primer anillo de seguridad de Jobanis de Jesús Ávila Villadiego, alias Chiquito Malo, entre los cuales se encontraba la persona conocida como Mello, segundo al mando de la subestructura Central Urabá. Así mismo, fueron capturados cuatro integrantes más, a quienes les fueron incautadas nueve armas de fuego entre fusiles, ametralladoras y pistolas, un lanzagranadas, proveedores de diferentes cartuchos, granadas y equipos de comunicación”.