Tendencias

video

Tik Tak: la reunión entre Petro y Uribe, el presidente no se baja de los 25 billones de su tributaria

Petro no se baja un peso de los 25 billones que pretende recoger con su reforma tributaria. Vale preguntarse si de la reunión de este martes entre Uribe y Petro saldrá más que un abrazo cordial indicativo de dos rivales que pretenden mantener un diálogo civilizado, o si Uribe será capaz de sacarle a Petro otras concesiones más sustanciosas. Escuche a María Isabel Rueda.

Suena el segundo Tik Tak de este martes 27 de septiembre en SEMANA y suena por los lados de la reforma tributaria que está en pleno proceso de estructuración, pero que esperan tener lista la semana entrante, así que ténganse y tengámonos.

El ministro de Hacienda ha aceptado bajar sus pretensiones ajustando, por ejemplo, el impuesto a las bebidas azucaradas, ajustando el impuesto a los alimentos ultraprocesados, el impuesto a los plásticos de un solo uso para los productos de la canasta familiar y ajustando los impuestos a las exportaciones.

Pero eso sí, como el recaudo ya bajaba de 25 a 20 billones, el gobierno Petro les dijo a sus escuderos, no señores, me buscan la manera de conseguir los 25, pues, en ese marco, se producirá hoy la reunión entre los presidentes Petro y Álvaro Uribe y hablarán claro de reforma tributaria.

Pero no está tan claro si ante la terquedad del presidente Petro de no bajarse del recaudo de 25 billones Uribe si podrá hacer algo para moderar el apetito del Gobierno. Porque puede que puntos como la compra de tierras en el tema de la reforma agraria resulten de acercamiento entre los dos mandatarios. Pues se sabe que Uribe es partidario de ese mecanismo. Y puede que esa reunión le dé aires a Uribe para ubicarse como un opositor abierto al diálogo y al entendimiento.

Pero como que últimamente no quedan tan claros los límites que marcan las diferencias en la práctica de los acontecimientos entre dos clásicos rivales políticos. Es decir, no se trata de que se maten, ni de que se insulten, ni de que se peguen, pero entre la dureza de hace unos años y los abrazos de ahora, ¿no nos hubieran podido evitar toda la crispación política si se hubieran abrazado desde antes? Conclusión: puede que la reunión Petro-Uribe de fondo no sirva para nada, pero de forma les sirve a ambos.

Lea aquí el primer Tik Tak de María Isabel Rueda

Tik Tak: el gobierno de Gustavo Petro se burla de las marchas

La cantidad de gente que salió a protestar este lunes, más de 67.000, según la Policía, anticipan que crece el descontento contra el gobierno Petro. Pero al ministro del Interior le dio pie para las burlas. Dijo que habían salido 50 personas. ¿Le tocará a Petro, como él obligó a hacer a Iván Duque, a aprender a gobernar entre marchas y protestas? Escuche a María Isabel Rueda.

Suena el primer Tik Tak de este martes 27 de septiembre en SEMANA y suena por los lados de las marchas de ayer, porque de que salió gente, salió. Así el ministro del Interior de este gobierno, el estadista Alfonso Prada, hubiera aprovechado la oportunidad para burlarse de las cifras de los marchantes, hablando de 40 personas, de 50 personas, de 500 y de pronto de unos miles en algún lugar.

Pero según la Policía, el lunes marcharon más de 64.000 personas, aunque el Gobierno diga que fueron menos y los marchantes un poco más. La marcha fue ejemplarmente pacífica, con apenas un par de lunares por ahí y no solo resultó ser una protesta contra Petro, sino además especialmente severa contra el alcalde Daniel Quintero, de Medellín, y Jorge Iván Ospina, de Cali.

Sigo pensando en que aunque legítima, exitosa y pacífica, fue un poco precipitada porque el antipetrismo cae en el mismo defecto que tanto se le criticó a Petro, que desde el primer día del gobierno Duque advirtió que la oposición se mantendría marchando en las calles.

Pero bueno, algunos de los líderes de la marcha de ayer adujeron como argumento que aquí sí ya hay varios hechos cumplidos: una reforma tributaria a punto de salir del horno, una desfinanciación de la salud, otra de las Fuerzas Militares, las invasiones de tierras activas y los bloqueos viales también y ya se está ordenando un alza en la gasolina, más la reforma pensional que está en estudio.

En total, en 35 ciudades salieron marchantes, sorprendiendo por nutridas desde a sus propios organizadores hasta el propio Gobierno, obnubilado por los índices de popularidad de Petro, que por cuenta de ellos, no calculó que la oposición al Gobierno empezaría a protestar desde tan temprano.

¿Y qué dijeron los alcaldes criticados en cuestión? El de Cali, que lo están matoneando; el de Medellín, que era una marcha de extrema derecha. Pero la marcha sirvió para recordarle al presidente que aquí hay diez millones de votantes para no hablar sino de los que votaron en su contra, porque desde entonces hoy deben ser muchísimos más los descontentos que no están satisfechos con su gobierno y cuya opinión también existe y debe ser tenida en cuenta.

Porque de paso ya se está convocando otra manifestación contra Petro en octubre, por lo que -por lo visto- tendrá que arreglársela para averiguar cómo puede gobernar como él obligó a hacer a Duque: entre marcha y protesta, y entre protesta y marcha.