bogotá

Video | Conductor de SITP fue herido con un destornillador en la cara

El agresor fue otro conductor que reaccionó violentamente tras un choque.


Un violento caso de intolerancia se presentó el jueves 3 de febrero en el sector Las Amapolas de la localidad San Cristóbal, en el sur de Bogotá. Al parecer, dos conductores se vieron involucrados en un choque leve, pero la situación escaló hasta el punto en que uno de los involucrados agredió con un destornillador al otro.

En el video que circula en redes sociales se observa a un conductor del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP) con heridas en su rostro y una de sus piernas, mientras pide ayuda por celular y se queja en señal de dolor.

Otro conductor, que grabó el video, narra lo sucedido: “Le pegaron a un compañero, una persona de otro carro y está sangrando. Se metió y el tipo tiene un destornillador en la mano y me está agrediendo a mí también”.

La situación se habría generado porque en la zona hay presencia de los llamados paleteros, personas que controlan el flujo vehicular en sectores donde se adelantan obras de construcción. Al parecer, según relata el conductor que grabó video, no supieron darle la vía y se produjo el incidente.

El conductor agredido se encontraba a bordo del bus de placas WGG 640, con número interno Z 154357. De acuerdo con lo dicho por el testigo, el otro conductor arremetió en su contra y ejecutó el ataque con un destornillador, utilizándolo como arma cortopunzante.

Varios vecinos y curiosos se acercaron para auxiliar al conductor herido y comunicarse con las líneas de emergencia. Finalmente, dos uniformados de la Policía Nacional llegaron al lugar de los hechos y realizaron la captura del agresor.

Por su parte, el conductor agredido fue conducido a un centro asistencial para recibir atención médica pertinente en las heridas producidas por el violento ataque.

Casa por cárcel a hombre que disparó a quemarropa a taxista en Bogotá

No fue de bien recibido, de parte de los familiares de la víctima, la decisión de un juez de control de garantías de otorgarle la detención domiciliaria a Marcos David Peña, el hombre que le disparó a quemarropa a Walter Vásquez, un taxista de 41 años de edad.

Pese a que Peña reconoció haber sido la persona que le disparó con un arma de su propiedad al taxista después de tener un cruce de palabras luego de que el conductor lo golpeara, de manera accidental, con el retrovisor del vehículo, a él y a su madre, cuando caminaban por el barrio Berlín en la localidad de Suba, en el noroccidente de la capital de la República el pasado 16 de enero.

El taxista falleció de manera inmediata puesto que el disparo le impactó directamente en el corazón. El agresor, como lo revelan los videos de una de las cámaras de seguridad del sector, se fue del lugar sin siquiera mirar atrás.

Peña se entregó en la mañana del pasado lunes en los juzgados de Paloquemao de Bogotá. En la audiencia aceptó su responsabilidad en los delitos de porte ilegal de armas y homicidio agravado. Pese a esto, y como reclaman los familiares de la víctima, resultó beneficiado con la detención domiciliaria.

Por su parte, Carlos de la Espriella, abogado del procesado, aplaudió que la jueza de control de garantías tuviera en cuenta que su cliente se entregó a las autoridades y aceptó, desde el primer momento, su responsabilidad en estos hechos.

El jurista celebró que se le otorgará “una detención domiciliaria en vez de una detención privativa de la libertad en establecimiento de reclusión, como lo pedía la Fiscalía”.

Tras la aceptación de cargos se deberá citar una audiencia ante un juez de conocimiento que fijará la sentencia. Debido a que aceptó cargos en la audiencia de imputación recibirá un descuento del 50 % en el monto de la condena.