Los animales eran comercializados y para su someterlos los mantenían en jaulas, algunas aves eran pigmentadas.
Los animales eran comercializados y para su someterlos los mantenían en jaulas, algunas aves eran pigmentadas. - Foto: Suministrada a SEMANA por Fiscalía

nación

Cayó red que traficaba animales silvestres en Córdoba, las aves eran despigmentadas con una sustancia química

Diez personas fueron capturadas y judicializadas tras encontrarles animales como pericos, tucanes, loros, micos tití, ardillas y hasta un jaguar.

El trabajo articulado entre la Dirección Especializada contra las Violaciones a los Derechos Humanos y la Seccional Córdoba, apoyado por el CTI y la Policía Nacional, permitió la judicialización de 10 personas, a quienes les imputaron los delitos de concierto para delinquir, maltrato animal y aprovechamiento ilícito de los recursos naturales.

De acuerdo con la investigación, las personas aseguradas al parecer se dedicaban al tráfico de fauna silvestre, así como a su comercialización ilegal en el país.

“Los imputados son: Carlos Arturo Cárcamo Reyes, Jorge Armando Julio Reyes, Rosemberg Benítez Cipriano, Yeifer Alberto Solano Moreno, Dionisio José Gómez Flórez, Yilber Yesid Benitez Cipriano, Rigoberto Antonio Benítez Cipriano, Norbey Fernández Morales Cipriano, Jasmid José Morales Solano y Javier Alejandro Morales Solano”, indicaron desde la Fiscalía.

Los capturados recibieron medidas no privativas de la libertad, mientras Morales Solano fue cobijado con detención domiciliaria.

La contundencia del material probatorio hizo que todos aceptaran los cargos endilgados por la Fiscalía.

“El trabajo investigativo da cuenta que la actividad ilícita data de aproximadamente 50 años, donde varias familias se lucran con la acción ilegal, e incluso abastecen de especies de fauna a traficantes en otras ciudades de Colombia. A su vez, se estableció que para la manipulación de las especies las bañaban con agua fría logrando someterlas. En el caso de las aves, les amarraban las patas con cuerdas y a los mamíferos los ataban con cadenas y lazos”, reveló el ente acusador.

Según informaron las autoridades, incluso encontraron algunas aves que, para que el plumaje fuera similar al de otras especies, eran despigmentadas con una sustancia química.

“Con estas acciones se lograba obtener un mayor valor lucrativo en el llamado mercado negro. Funcionarios del CTI y de la policía realizaron nueve diligencias de allanamiento y registro, en los municipios de Buenavista (vereda Altos de Polonia), La Apartada y Tierralta en Córdoba”, anotó la Fiscalía.

En estos lugares se incautaron 160 aves de diferentes especies (tucanes, loros, cotorras, pericos, guacamayas), un jaguar, cuatro monos Tití cabeza blanca y una ardilla, para un total de 164 especies animales

Lamentables casos de maltrato animal

La Fiscalía General de la Nación, a través del Grupo Especial para la Lucha contra el Maltrato Animal (Gelma), presentó ante un juez de control de garantías a dos personas presuntamente responsables de causarles la muerte a dos animales silvestres, en hechos distintos ocurridos en Chocó y Antioquia.

Un primer caso sucedió el pasado 11 de mayo y la persona capturada fue Jackson Manuel Valoyes Córdoba, según las autoridades el hombre fue retenido en situación de flagrancia luego de golpear violentamente a un conejo contra una pared, en plena vía pública de Quibdó en Chocó.

“El señalado agresor fue imputado por el delito de maltrato animal y seguirá vinculado al proceso como persona ausente”, señalaron desde el ente acusador.

De otra parte, en el municipio de Envigado, en el departamento de Antioquia, una mujer identificada como Margarita María Roldán, según el informe de la misma Fiscalía, habría estrangulado a un azulejo palmero cuando una funcionaria de la alcaldía municipal le pedía entregarlo voluntariamente para devolverlo a su hábitat natural.

“En ese sentido, la Fiscalía le imputó los delitos de aprovechamiento ilícito de recursos naturales renovables y maltrato animal. Los cargos no fueron aceptados por la procesada”, dijeron desde la Fiscalía.

La investigación realizada por el grupo Gelma permitió conocer que, en 2019, las autoridades ambientales le encontraron a la misma mujer varias especies de fauna silvestre, y perros en pésimo estado físico y en precarias condiciones de cuidado.