nación

“No aguantamos más”: alcalde de Barranquilla hizo fuerte llamado al Inpec

El alcalde Jaime Pumarejo hizo un fuerte llamado al Inpec para evitar que detenidos usen aparatos electrónicos dentro de las cárceles.


En medio de la rendición de cuentas de la alcaldía de la capital del Atlántico y las quejas de algunos ciudadanos por la inseguridad en Barranquilla y el creciente fenómeno de la extorsión, el alcalde, Jaime Pumarejo, hizo un fuerte llamado al Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), sobre su trabajo de custodia con los reclusos dentro de los centros de detención.

Para el alcalde de Barranquilla se ha comprobado que el delito de la extorsión es ejecutado en su mayoría por llamadas desde el interior de los centros carcelarios por personas privadas de la libertad, por lo que debería ser tarea del Inpec la vigilancia y la prevención de esos hechos.

El mandatario local reveló en sus declaraciones que los delincuentes incluso estarían usando la base de datos de la cámara de comercio para obtener teléfonos y direcciones de sus víctimas, quienes son comerciantes y productores de ese sector.

“Hay unas estructuras que desde las cárceles y con poca capacidad de acción criminal están llamando a las bases de datos de las cámaras de comercio, esto viene ocurriendo desde hace varios meses en diversas ciudades de Colombia”, señaló Jaime Pumarejo.

Como solución a este accionar delictivo el alcalde de Barranquilla propuso instalar bloqueadores de señal de celulares en las cárceles, “que si quieren que se los pagamos nosotros los alcaldes, pero que prendan esos bloqueadores de señal, porque mucho esfuerzo hacemos para meter a los bandidos a las cárceles, no queremos que sigan delinquiendo en las cárceles. No aguantamos más”, anotó Pumarejo.

En su mensaje, el alcalde fue directo hacia los guardias del organismo público, adscrito al Ministerio de Justicia y del Derecho, responsables de la ejecución de las penas y las medidas de seguridad, les pidió no apoyar la delincuencia.

“Lo que le mandamos a decir a cada uno de los guardias del Inpec que tienen guardia en la Modelo, en el Bosque, en Combita, en la Picota, es que revisen cómo están entrando los celulares estos delincuentes. No se presten para esto, ha muerto y siguen muriendo personas en toda Colombia, cuando ustedes le facilitan un celular a un miembro de una estructura criminal, como los Rastrojos Costeños o el Clan del Golfo o tantas otras”, aseguró el mandatario distrital.

Así mismo, hizo un llamado a las personas que son o han sido víctimas del flagelo de la extorsión, invitándolos a denunciar, para que de esta manera puedan actuar las autoridades.

“Lo que le podemos decir a este tendero es que es importante que denuncie, porque más del 80 % de los casos que son denunciados de extorsión son capturados, hay una línea, hay un código QR, necesitamos que denuncien para que el Gaula pueda actuar en su caso, que pueda atrapar a esos bandidos para que nos aseguremos de que no puedan seguir delinquiendo”, anotó el alcalde Pumarejo.

Para el observatorio de Seguridad Ciudadana de la Universidad del Norte, en Barranquilla, los casos de extorsión en Barranquilla se han incrementado hasta en 55 % en el primer semestre de este año, frente al mismo período de 2021.

Pero ese aumento no sería la cifra más alarmante. Según el mismo estudio, los territorios más afectados por este flagelo son los municipios de Soledad y Malambo.

Allí, de acuerdo con el observatorio, la cifra ha alcanzado un incremento en el delito del 200 % en Soledad y 400 % en el municipio Malambo, ambos conectados con el área metropolitana de Barranquilla.

Por cuenta de este delito han sido asesinados tenderos, dueños de bares, billares y negocios han cerrado sus puertas para no volver a abrir.