Ya fue adjudicado el contrato de obra de la unidad funcional 2, que va desde el Club Campestre hasta la Universidad del Atlántico, por un valor de 94.720 millones de pesos.
Ya fue adjudicado el contrato de obra de la unidad funcional 2, que va desde el Club Campestre hasta la Universidad del Atlántico, por un valor de 94.720 millones de pesos. - Foto: Gobernación de Atlántico

nación

¿Para cuándo estará lista la Gran Vía en Atlántico? Autoridades hablaron del proyecto

La obra actualmente está en etapa de demolición de los primeros 600 metros de la calzada norte.

Las autoridades en el Atlántico se pronunciaron sobre las obras de la Gran Vía, que se realizan en un tramo que comunica a la ciudad de Barranquilla con el municipio de Puerto Colombia y tras una inspección aseguraron que avanzan a toda marcha en la ejecución del primer tramo, desde la bajada del puente de la carrera 51B sobre la Circunvalar hasta la glorieta de Jardines del Recuerdo.

La realización de la obra ha generado algunos cierres viales y cambios, pero de acuerdo con lo dicho por la misma gobernadora del departamento del Atlántico, ya hay una fecha tentativa para la entrega, que sería en el mes de diciembre para algunas zonas.

“Un gran territorio necesita una Gran Vía. Por eso, estamos haciéndole seguimiento a la recuperación de esta vía, que nos llevará a los colegios, universidades, hospitales, al comercio y nos acercará a las playas. Vemos que avanza a muy buen ritmo y por eso vamos a tener los dos primeros carriles entregados en diciembre. Si seguimos así, con seguridad, el próximo año tendremos la Gran Vía hecha una realidad”, destacó la mandataria departamental.

La secretaria de Infraestructura del departamento, Nury Logreira, explicó que la obra actualmente está en etapa de demolición de los primeros 600 metros de la calzada norte y, además, se avanza en la compra de predios de los primeros 3.5 kilómetros.

La funcionaria agregó que “esta vía se construye en doble calzada con tres carriles, un separador central, un espacio peatonal y también para el ciclista, a través de una ciclorruta, que nos conectará desde la Circunvalar hasta la Universidad del Atlántico”.

De acuerdo con Logreira también tendrá dos deprimidos: uno a la altura de la Universidad del Norte y otro en el centro comercial Le Champ, que se complementarán con tres glorietas (Universidad del Norte, Le Champ y Universidad del Atlántico) y tres nuevos puentes ciclo-peatonales (Colegio Sagrado Corazón, Colombo Americano y Universidad del Atlántico).

“Además, obras de urbanismo y paisajismo, iluminación Led y redes eléctricas”, dijo la secretaria de Infraestructura.

Alfonso Atencio, presidente de la Asocomunal localidad Riomar, afirmó que la construcción de esta vía “beneficia a las zonas residenciales de Puerto Colombia, Villa Campestre y sus alrededores, a las instituciones educativas, clínicas, y a todos los usuarios de este importante corredor. Todas las características que tiene van a generar bienestar para la comunidad y va a traer muchos beneficios en la movilidad”.

El proyecto de la Gran Vía conectará a Barranquilla con Puerto Colombia, mejorando la conectividad, la competitividad, y dinamizará aún más el turismo del Atlántico.

El proyecto arrancó el pasado miércoles 2 de noviembre y había sido presentado oficialmente a la comunidad el pasado 22 de septiembre de este año; en la presentación del proyecto estuvieron el alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo; la gobernadora del Atlántico, Elsa Noguera; el alcalde del municipio de Puerto Colombia, Wilman Vargas; la secretaria de Infraestructura de Atlántico, Nury Logreira, y el presidente intergremial Camacol, Jorge Segebre.

Para el martes 22 de noviembre se desarrolló un segundo cierre en la calzada norte, en la vía que conecta la ciudad de Barranquilla con el municipio de Puerto Colombia, para continuar las obras desde el colegio Parrish hasta la glorieta del cementerio Jardines del Recuerdo.

La Gran Vía contempla la construcción de 3,55 kilómetros en doble calzada y tres carriles, una ciclorruta, zona peatonal y dos pasos a desnivel o deprimidos: uno a la altura de la Universidad del Norte y otro en el centro comercial Le Champ.