El crimen se perpetró el jueves 24 de febrero.
El crimen contra Nickol Valentina Rodríguez se perpetró el pasado 24 de febrero. - Foto: A.P.I.

nación

Entregan diploma póstumo a la familia de Nickol Valentina, la niña que murió en un atraco en Bucaramanga

A la estudiante, asesinada en febrero pasado por hurtarle un celular, le faltaban pocos meses para terminar su bachillerato.

En reconocimiento al destacado desempeño durante su etapa escolar y con el propósito de rendirle un sentido homenaje, la Escuela Normal Superior de Bucaramanga entregó un diploma póstumo a los padres de Nickol Valentina Rodríguez Aparicio, la estudiante que fue brutalmente atacada por un ladrón cuando se dirigía a su hogar.

Bachiller con profundización en pedagogía fue el título que recibió la adolescente, quien en la tarde pasado 24 de febrero fue interceptada por Pedro José Trujillo, de nacionalidad venezolana, en el sector del Mesón de los Búcaros. Tras amedrentarla, el sujeto le robó el celular y la apuñaló en repetidas oportunidades.

Familiares y amigos de Nickol llevaron el diploma hasta el cementerio Las Colina, donde reposa desde hace nueve meses. En las imágenes compartidas en redes sociales, se observa la tumba decorada con un arreglo floral con forma de birrete, el cual Nickol no pudo utilizar por culpa la delincuencia que azota la capital santandereana.

“No hay palabras para expresar lo que están sintiendo los padres, al ver que a su niña no la dejaron cumplir todos sus sueños”, dijo un allegado.

El aterrador hecho

El pasado jueves 24 de febrero, hacia las 2:30 de la tarde aproximadamente, Nickol Valentina caminaba hacia su casa, luego de salir del colegio donde estudiaba. Sin embargo, justo en el paso peatonal subterráneo del sector del Mesón de Los Búcaros, ubicado en el barrio Alarcón de Bucaramanga, un lugar solitario, fue abordada por el venezolano Pedro José Trujillo.

Alias El Negro (como era conocido), según detalla la sentencia, le propinó cinco heridas con arma cortopunzante a la niña con el propósito de apoderarse de su celular, valorado en $700.000. El violento atraco duró al menos cinco minutos. Mientras Nickol quedó tendida en el piso, desangrándose, el agresor salió corriendo del túnel.

“A las 02:35 p. m. toma la carrera 27 y baja por la calle 21 y durante dicho trayecto se le ve nervioso y presuroso. Es de resaltar, que él mismo arriba al barrio La Independencia y a eso de las 05:45 p. nm. se encuentra con Félix Daniel Córdoba, quien narró en su declaración que lo vio intranquilo, callado, caminaba por toda la casa y que le había manifestado que: la había cagado por un celular y que la vaina se había agravado” (...) Todo ello, además de la aceptación de cargos del procesado, evidencia claramente que este fue la persona que atentó contra la vida de la infante, con el propósito de hurtarle su celular, lo que efectivamente aconteció”, precisó el juzgado.

Entre tanto, Nickol Valentina fue auxiliada y llevada hasta el Hospital Universitario de Santander (HUS), donde pese al esfuerzo de los médicos falleció sobre las 11:54 de la noche de ese mismo jueves, “a causa de las heridas con arma blanca que presentó en su cuello y que le produjeron shock hipovolémico”.

El confeso asesino fue capturado en Barrancabermeja tras un operativo de la Policía Nacional, realizado el viernes 25 de febrero, 24 horas después de la muerte de la estudiante. Para el arresto se recopilaron pruebas que lograron dar con la identidad del hombre.

Por este horrible crimen, que enlutó a toda una comunidad, alias El Negro deberá pasar los próximos 53 años de su vida recluido en una prisión. Condenar a Pedro José Trujillo Pérez a la pena principal de 636 meses de prisión, como autor responsable a título de dolo del delito de homicidio agravado”, se lee en la sentencia emitida por el Juzgado 10 Penal del Circuito de Bucaramanga, en cabeza César Javier Valencia Caballero.