nación

Murió hombre que recibió múltiples puñaladas en una riña en Santander

Tres personas están siendo buscadas por las autoridades como presuntos responsables de este hecho.


En menos de cuatro días en el municipio de Piedecuesta (Santander) dos personas han perdido la vida en hechos de intolerancia. El más reciente ocurrió la tarde de este miércoles, 8 de junio, cuando dos hombres protagonizaron una riña con armas blancas que terminó en tragedia.

El violento hecho tuvo lugar en el barrio Tejaditos, hacia la 1:15 de la tarde, cuando Carlos Augusto González, quien se encontraba en la cancha del sector, fue interceptado por tres sujetos con los cuales, al parecer, tendría problemas desde hace varios días.

Tras cruzar unas cuantas palabras, los hombres se enfrascaron en una riña con armas blancas, en la que Carlos Augusto terminó llevando la peor parte. El reporte de las autoridades indica que recibió seis puñaladas (en el tórax anterior y posterior) que lo dejaron gravemente herido.

Una vez Carlos quedó tendido en el piso, agonizante, los tres agresores salieron corriendo y escaparon del lugar. Minutos después, la comunidad del sector dio aviso a las autoridades de lo ocurrido y González fue trasladado en una patrulla de la Policía hasta el Hospital Municipal.

Aunque los médicos no escatimaron esfuerzos por salvar a Carlos, las múltiples heridas que recibió le quitaron la vida al poco tiempo de haber ingresado al hospital. Al lugar acudió personal de criminalística de la Sijín que se encargaron de realizar el levantamiento del cuerpo, el cual fue trasladado hacia la morgue de Medicina Legal en Bucaramanga.

Tras el crimen, las autoridades iniciaron las labores investigativas para dar con la ubicación de los homicidas, que ya estarían plenamente identificados gracias a la información entregada por testigos del hecho.

La muerte de Carlos se registra dos días después de la riña que cobró la vida de un niño de 13 años, también por intolerancia en el mismo municipio santandereano.

El lamentable suceso ocurrió en el barrio Villa Helena, la tarde-noche del domingo 5 de junio, cuando el joven de 13 años y otro de 16 se enfrentaron con armas blancas en plena vía pública

De acuerdo con reportes oficiales, los menores de edad estaban jugando videojuegos al interior de una vivienda cuando de repente comenzaron a discutir porque uno de ellos no aceptó que había perdido la partida. En medio del alegato se habrían retado a pelear.

“Los menores de edad se encontraban jugando dentro de una vivienda y, por un videojuego, hay una riña, salen a la vía pública y con arma cortopunzante se agreden. El herido fue trasladado a un centro hospitalario, pero fallece horas después”, informó el brigadier general Samuel Bernal, comandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga.

Según se observa en la grabación que se viralizó en redes sociales, el adolescente mayor le clavó un cuchillo en al menos dos oportunidades al niño de 13, en el pecho, muy cerca del cuello. Todo ocurrió ante la mirada indolente de un grupo de jóvenes que los motivaban a seguir peleando. Asimismo, los adultos que se encontraban en el lugar tampoco intervinieron.

La víctima fue llevada hacia el Hospital Internacional de Colombia (HIC) en Piedecuesta, donde de inmediato fue ingresado a sala de cirugía.

Sin embargo, en horas de la madrugada del lunes, 6 de junio, no aguantó más y falleció. Tras el crimen, las autoridades confirmaron que el señalado homicida fue identificado, aprehendido y dejado a disposición de las autoridades competentes.