nación

Terrible accidente: muere un hombre tras caerle una piedra gigante en Santander

En las últimas horas, dos personas perdieron la vida en hechos similares en el departamento.


Hay luto en el municipio de Curití, en el departamento de Santander, tras el fallecimiento de Agustín Ruiz Méndez, un reconocido agricultor del sector quien sufrió un trágico accidente mientras desempeñaba sus labores cotidianas.

El trágico hecho tuvo lugar en la vereda El Pino, donde Agustín se encontraba lavando hojas de fique, tan pronto terminó esta tarea, procedió a empacarlas en un costal para llevarla a otro lugar. Sin embargo, cuando intentaba alzar la carga ocurrió la tragedia.

Al parecer, el hombre de 55 años se paró sobre una piedra, creyendo que esta estaba en un terreno seguro. Pero, de un momento a otro, la roca se desprendió y Agustín cayó, y encima de él quedó la pesada piedra.

El golpe que le causó múltiples traumas al agricultor, quien falleció en el lugar de los hechos. Al sitio acudió personal de la Sijín de la Policía y realizaron el levantamiento del cuerpo.

La inesperada partida de Agustín Ruiz tiene consternó a los habitantes de Curití, quienes lo recuerdan como un hombre noble y trabajador. “Don Agustín era un ejemplo a seguir en todo el sentido de la palabra, es una lástima, era muy joven y saludable. Era un gran ser humano, noble y trabajador”, comentó un allegado de la víctima.

En San Joaquín

En zona rural del municipio de San Joaquín, también en Santander, se presentó un hecho similar que le costó la vida a otro agricultor. La víctima fue identificada como Elías Neira Ávila, de 68 años, quien según las autoridades cayó por un barranco de aproximados 6 metros.

La situación se registró en la finca El Arrayan, ubicada en la vereda Santa Ana, allí vivió y trabajó Elías hasta este jueves cuando la muerte lo sorprendió. De acuerdo con el reporte de las autoridades, el hombre inició sus labores cotidianas desde temprano, sin embargo de forma paralela iba ingiriendo bebidas embriagantes.

Al poco tiempo, la esposa de Elías escuchó un estruendo y cuando salió de la vivienda a ver qué había ocurrido, se percató que el hombre estaba tendido en la parte baja de un abismo. De inmediato pidió ayuda de los vecinos y aunque corrieron hacia donde estaba Elías e intentaron reanimarlo, ya era muy tarde; estaba sin signos vitales.

Las fracturas y múltiples traumas que Elías sufrió tras la caída le provocaron la muerte. En el sitio hicieron presencia las unidades de la Estación de Policía de San Joaquín y el personal médico del Hospital, quienes certificaron el deceso.

Según las autoridades, la principal hipótesis de este hecho es que el hombre perdió el equilibrio y resbaló por el abismo debido al presunto estado de alicoramiento.

Cabe recordar que en Santander, hace un mes, un profesor universitario también perdió la vida al caer por un abismo. El trágico hecho ocurrió el pasado viernes, primero de julio, en la Hacienda Majavita, en el municipio del Socorro. En el lugar se encontraba el docente junto a un estudiante volando un dron.

Desafortunadamente, el aparato quedó atrapado en unas ramas y, al tratar de liberarlo, el docente dio un paso en falso y cayó al abismo. “Al caer sufrió múltiples golpes contra las rocas, troncos y el terreno empinado”, narró a los medios de comunicación Duwing Villamizar, vocero de la Defensa Civil del municipio santandereano. Tanto bomberos, como Policía y Defensa Civil acudieron al sitio donde cayó el profesor para rescatar el cuerpo.

Según las autoridades, lo encontraron con vida y el rescate duró aproximadamente una hora, debido a la hostilidad del terreno donde se encontraba. Sin embargo, se encontraba en un mal estado de salud, producto de los duros golpes que recibió su cuerpo y falleció a pesar de recibir ayuda médica pertinente.