santander

Tras la muerte de un menor en Barrancabermeja, comunidad le prendió fuego a una patrulla de la Policía, ¿qué pasó?

Una cámara de seguridad del sector sería la pieza clave ante los hechos que generaron indignación en Barrancabermeja, Santander.


Un trágico hecho se presentó el pasado fin de semana en el municipio de Barrancabermeja, Santander, donde una patrulla de la Policía estaría involucrada en la muerte de un menor de edad. Motivo por el cual, la comunidad, en su dolor, hizo justicia a mano propia e incendió el vehículo de las autoridades.

El incidente se registró en horas de la tarde, del domingo 22 de mayo, cuando al parecer una patrulla de la Policía de Barrancabermeja, que transitaba por la zona céntrica a alta velocidad, habría ocasionado un accidente de tránsito, dejando a Dilan Felipe Lascarro, de siete años, sin vida.

Según testigos del hecho, el vehículo de las autoridades del distrito santandereano arrolló al menor, que se encontraba a inmediaciones del parque Santander.

“Es muy injusto. El niño perdió la vida porque la camioneta venía rápido. Por eso lo accidentó, por exceso de velocidad. El menor era hijo de la señora que vende quesos cerca al parque”, indicó un habitante que presenció el accidente y expresó estas palabras en un Facebook Live que realizaron algunas personas de la comunidad.

En el mismo video y ante esta escena de dolor, la tensión e indignación de los pobladores del sector ocasionó la alteración del orden público, tras presuntamente un mal procedimiento de la Policía al querer mover la patrulla del lugar de los hechos, por lo que la comunidad comenzó a lanzar piedras contra el automóvil, así mencionaron algunos testigos.

De acuerdo con las autoridades, luego del fatal accidente, se trasladaron los agentes de tránsito para ejecutar la respectiva inspección y recolección de evidencia. “Se hizo el procedimiento de ley. Se inmovilizó el vehículo y fue trasladado al parqueadero de la inspección de tránsito y posteriormente al conductor le practicaron la prueba de alcoholemia, la cual arrojó un resultado negativo. Por ahora se adelanta una investigación interna”, explicó el coronel Alexander Sánchez, comandante del Departamento de Policía del Magdalena Medio.

Sin embargo, la comunidad en general pretendió hacer justicia por mano propia tras el sufrimiento de los padres de la víctima. “Escalofriante ver al papá llorar sobre el cuerpo de su hijo, que quedó sin vida en el pavimento”, mencionó otro de los habitantes del sector.

Se conoció que luego de que se inmovilizara la patrulla, algunas personas se habrían dirigido hacia la estación de Tránsito y Transporte del municipio, donde lograron sacar el vehículo y le prendieron fuego, vandalizando además otras dos patrullas que se encontraban en el lugar.

“Mientras la patrulla permanecía inmovilizaba dentro del parqueadero, algunas personas lanzaron objetos contundentes contra el vehículo. Luego abrieron el portón, la sacaron y la incineraron”, aseguró el coronel Sánchez.

De inmediato, las autoridades pidieron refuerzos para controlar el caos que se generó por la comunidad, por lo que fue necesaria la presencia de los miembros del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad), en que dos policías del distrito quedaron heridos tras los disturbios.

“De corazón quiero ver a ese señor detrás de las rejas, que usen ese uniforme como debe de ser”, expresó Juan Lascarro, padre del menor atropellado.

Ante estos hechos, también se requirió la ayuda del Cuerpo de Bomberos de Barrancabermeja, que fue el encargado de controlar las llamas del vehículo.

Por su parte, la Policía de este municipio lamenta el incidente y espera la recopilación de la investigación.