valle del cauca

Sicarios asesinan a mujer en reconocido sector de Cali

La víctima habría sido identificada como Yinna Florence Orozco, de 36 años de edad.


Mientras esperaba un motorratón en la Avenida 5 oeste con calle 2 oeste, en el barrio Normandía, fue asesinada de un disparo en el pecho una mujer que habría sido identificada como Yinna Florence Orozco, de 36 años de edad; el terrible hecho ocurrió en la tarde de ayer, miércoles 11 de mayo.

Al parecer, la víctima fue asesinada por robarle su celular. Según testigos, luego de forcejear con sus agresores, le fue propinado el impacto de bala.

Se conoció que Liliana había salido hasta ese sector para recoger a su hija en la escuela, pero fue interceptada por desconocidos, quienes, además de hurtarle su teléfono, acabaron con su vida.

“Referente al caso en el que una mujer resulta lesionada por arma de fuego en el barrio Normandía y posteriormente fallece por la gravedad de la herida, la Policía Metropolitana de Santiago de Cali se permite informar que se encuentra adelantando la investigación correspondiente para determinar las circunstancias en las que se presenta este lamentable hecho”, señaló el coronel William Quintero Salazar, subcomandante de la Policía Metropolitana de Santiago de Cali.

Cabe destacar que la recolección de información y de elementos materiales probatorios que conlleven a la captura de los agresores se está realizando a través de la seccional de investigación judicial de la Policía, para que estos conlleven a la captura de los responsables en el menor tiempo posible.

“La mujer alcanzó a ser trasladada a un centro asistencial, pero, debido a la gravedad de la herida, falleció. La Policía dispuso un personal especial de inteligencia con el fin de ubicar, capturar y judicializar a estos delincuentes. Estamos trabajando en forma decidida con el fin de que estos hechos no se sigan presentando y llevar a buen recaudo a las autoridades a estos criminales”, indicó el coronel.

Aumentaron homicidios en los primeros cuatro meses del año

Los índices de homicidios en Cali no dan tregua. En lo corrido de este año se han registrado más asesinatos que en el mismo periodo de 2021. Esto según cifras del Observatorio de Seguridad de la ciudad.

Entre el 1 de enero y el 1 de mayo de este año, en la capital del Valle del Cauca fueron asesinadas 334 personas, de acuerdo con el Observatorio. Es decir, 17 más que en 2021, cuando se reportaron 317 muertes violentas en los cuatro primeros meses.

Y es que solo el domingo 1 de mayo, nueve personas fueron asesinadas en Cali, según la Policía Metropolitana. Estos homicidios, perpetuados principalmente con arma de fuego, ocurrieron en los barrios Polvorines, Alfonso Bonilla Aragón, San Judas, Alfonso López, Comuneros, Belén, Potrero Grande, Marroquín y Mojica. Las víctimas eran hombres.

“Esta oleada de violencia es por ajustes de cuentas del narcotráfico, manejos de zona, por la venta de sustancias psicoactivas. Por acá entra toda la droga que se produce en la región. Esta ciudad no ha borrado las huellas del narcotráfico, seguimos estando en esa línea. Mientras haya abundancia de sustancias psicoactivas habrá violencia”, le dijo a SEMANA el concejal Juan Martín Bravo sobre los índices disparados de homicidios en Cali.

Bravo descartó que, pese a la importancia de la seguridad y el llamado de alerta por las crecientes cifras en materia de homicidios, este tema vaya a ser objeto de debate en el Concejo de Cali debido a que las sesiones ordinarias concluyeron el pasado 30 de abril. “En este momento fuimos convocados a sesiones extraordinarias, pero solo podemos hablar de lo que fuimos citados y ahí no está ese tema”, resaltó.

El mismo ministro de Defensa, Diego Molano, reconoció que los homicidios en la capital del Valle están disparados y, con cierta preocupación, alertó que la ciudad se enfrenta a un reacomodamiento de estructuras criminales que buscan, a sangre y fuego, copar nuevamente terrenos ganados por la fuerza pública.

La preocupación del alto funcionario no es menor: Cali, durante el año 2021, registró 1.217 homicidios; los meses de mayo y junio, cuando la ciudad estaba en crisis por el Paro Nacional, con presencia de vándalos y cercada por bloqueos, fueron los más violentos del país.

Las otras urbes con mayor tasa de asesinatos son Bogotá, con 1.126; Medellín, con 403, y Barranquilla, con 365. La cifra de la capital del Valle es bastante elevada en comparación con las otras metrópolis, más si se coteja con Bogotá, que la triplica en población.

“En el caso de Cali, hay tres factores que propiciaron el alza de homicidios. El primero es que, a partir del vandalismo y los bloqueos, hubo reconfiguración criminal que hizo que algunos grupos armados empezaran a apoyar el microtráfico; ahí se generó una ola de violencia muy grande que, inclusive, disparó los niveles de homicidios durante los meses de mayo y junio. Tiempo donde reinó el vandalismo y los bloqueos en la ciudad”, le explicó entonces el ministro Molano a SEMANA.