Home

Política

Artículo

Ministra de Minas y Energía Irene Vélez
Con el fin de conseguir apoyos, Vélez ha venido moviendo en dos líneas: una discursiva y otra política. - Foto: Guillermo Torres /Semana

política

Así se mueve la ministra Irene Vélez para evitar un revés por la moción de censura en su contra en la Cámara

La oposición asegura que sus declaraciones han generado “pánico económico” y que, además, no estaría cumpliendo con algunas de sus funciones.

La ministra de Minas y Energía, Irene Vélez, se enfrenta este miércoles en la Plenaria de la Cámara de Representantes una verdadera prueba de fuego: la moción de censura en su contra.

A pesar de que hasta el momento el Gobierno ha impuesto su aplanadora en el Congreso sin mayores contratiempos, algunos miembros de la coalición se han mostrado poco inclinados a apoyar a la ministra, pues consideran que algunas de sus salidas estarían afectando al país.

Otro elemento de esta moción de censura es que pone al Gobierno, nuevamente, a responder por el que ha sido hasta el momento el tema más complicado de explicar y el que más polémica ha generado: la transición energética.

Vélez fue citada a la moción de censura por un grupo multipartidista que la señala de no ser idónea para manejar la cartera que tiene encargada la seguridad energética del país. Todo ello a partir de sus declaraciones de decrecimiento de la economía, la idea de importar gas desde Venezuela y el cese de los contratos para explorar y explotar nuevos yacimientos de hidrocarburos.

Con el fin de conseguir apoyos, Vélez ha venido moviendo en dos líneas: una discursiva y otra política.

En cuanto al primer elemento, la ministra llega a la moción de censura con un discurso más conciliador al que mostró en meses pasados, cuando era radical con la idea de frenar de tajo la exploración de petróleo. Hace pocos días, por ejemplo, la ministra cedió en un aspecto: anunció que identificaron un total de 35 contratos de exploración suspendidos, de los cuales 32 ya tienen acuerdos de reservas probadas y solo requieren de acompañamiento para iniciar la marcha.

Igualmente, este fin de semana se reunió con Francisco Lloreda, el presidente de la Asociación Colombiana de Petróleo, con quien estuvo hablando sobre la viabilidad de los contratos de exploración. Este gesto fue leído como un mensaje de confianza de parte del Gobierno.

Adicionalmente, el Gobierno ha venido implementando una estrategia de comunicación para resaltar los resultados obtenidos por la ministra. Este miércoles, por ejemplo, el presidente Gustavo Petro mencionó en su cuenta de Twitter la reducción de la tarifa eléctrica, tema que le endilgó a la gestión de Vélez.

La otra línea de trabajo de la ministra ha sido el trabajo político. La funcionaria renovó su equipo de relacionamiento con el Congreso y se empezó a acercar más a los sectores del Pacto Histórico. Los congresistas reconocen que ha estado mucho más receptiva y ha establecido una mejor relación con ellos.

Vélez sabe que el Pacto Histórico es la punta de lanza para salvarse de la moción de censura que promueven en su contra. Igualmente, ha aceptado todas las invitaciones que le han hecho, especialmente desde el Partido Liberal, para que los escuche frente a las tarifas de energía en la costa Caribe.

La oposición, por su parte, también tiene lista la ‘artillería’, que estará centrada en dos grandes líneas para demostrar que, según consideran, la ministra no puede continuar en el cargo: el “pánico económico” y el incumplimiento de funciones propias de su cargo.

En cuanto al primer elemento, el del pánico económico, la idea que tienen los opositores es señalar una a una las declaraciones polémicas de Vélez y compararlas con los efectos que estas tuvieron, por ejemplo, en la cotización del dólar o en el precio de las acciones de Ecopetrol.

Por ejemplo, señalan que “el 12 de octubre el dólar registraba un precio de 4.607 pesos, para el 13 de octubre estaba con tendencia a la baja al cotizarse en 4.575, pero ese mismo día la ministra hizo declaraciones en el sentido de que hay que descarbonizar la economía (...). Y como era de esperarse el mercado reacciona y el dólar se ubicó en 4.698 para el 14 de octubre”.

El otro foco argumentativo es el del supuesto incumplimiento de las funciones de parte de la ministra Vélez. En este sentido, la oposición describe que ha incumplido con tareas básicas que están descritas en su manual de funciones como la de “adoptar los planes de expansión de la cobertura y abastecimiento de gas combustible”, así como la de “asegurar la disponibilidad y suministro de combustibles líquidos derivados, biocombustibles y otros en el mercado nacional, en forma regular y continua”.