política

El nuevo ministro de Ciencia, Arturo Luna, habla de los retos que asumirá y de la demanda en su contra en el Consejo Estado

En entrevista con SEMANA, el funcionario habló de lo que será su gestión y se refirió a la demanda en su contra instaurada en el pasado por el propio Ministerio.


Uno de los más recientes nombramientos que hizo el presidente Gustavo Petro fue el del ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Arturo Luis Luna.

Luna tiene en su contra una demanda del Ministerio que ahora dirigirá, porque supuestamente ocupó un cargo en dicha entidad en el pasado sin tener los requisitos.

SEMANA: ¿Qué le dijo el presidente Petro por el aplazamiento de su posesión?

ARTURO LUNA: No tengo mayores detalles de las razones del aplazamiento, simplemente recibí la notificación de los abogados. Fui y me presenté en Catam para la posesión.

SEMANA: ¿Qué le recomendó el presidente sobre los retos que tiene frente al Ministerio de Ciencia?

A.L.: Fue muy evidente en que la ciencia debe tener un rol fundamental para aportar soluciones a los retos de la sociedad, debe ser un eje fundamental en la industrialización del país en distintos sectores. Es la hora de la ciencia. Me gustaría agradecer al presidente Gustavo Petro por considerarme para este cargo, por todo el apoyo, también a la comunidad científica, al sector productivo, a la academia, que han mostrado su respaldo tras este nombramiento, vamos a trabajar en conjunto.

SEMANA: ¿En qué enfocará su gestión?

A.L.: Uno es la financiación, vamos apostarle a acuerdos con entidades, gestionar cooperación a nivel internacional y trabajar con otros ministerios de la mano. Primero hay que organizar la casa, que la gente se sienta contenta de trabajar aquí y orgullosa de pertenecer al Ministerio. Eso va a crear una muy buena atención hacia la sociedad. Vamos a trabajar en función de los tres retos alrededor de transición energética, cambio climático y seguridad alimentaria, eso debe tener un impacto regional, a esa Colombia profunda que pueda ver en la ciencia una vía para salir adelante.

SEMANA: Sobre la transición energética, ¿cuál será el aporte del Ministerio de Ciencia?

A.L.: Desde hace un buen tiempo ya se han estado apoyando proyectos que apuntan a la transición energética. Hay gente que está trabajando en temas de paneles solares, de hidrógeno, de emisiones, alternativas al uso de los combustibles fósiles que van a tener a la larga un impacto muy importante en la reducción de las emisiones en general por las fuentes tradicionales de energía.

SEMANA: ¿Cómo dejó la cartera el Gobierno anterior?

A.L.: Eso hace parte del trabajo que voy a hacer desde ya. Revisar los procesos, estados financieros, cómo se encuentra la gente, quiero hablar con las personas que trabajan, demostrarles que estoy dispuesto a trabajar con ellos, porque como mencioné, si la gente trabaja bien van a darse las cosas muy bien, se van a apersonar de todo y se van a sentir orgullosos de trabajar en esta entidad.

SEMANA: Usted fue funcionario de esa administración, ¿considera que se hizo un buen trabajo?

A.L.: Yo soy de no mirar el retrovisor, tengo un objetivo ahora en estos momentos y es que la ciencia se posicione en el país como un eje fundamental en el desarrollo socioeconómico. Vamos a trabajar en esas cosas que funcionan bien, que de verdad han funcionado bien, mejorarlas y las que no simplemente no continuarán. Vamos a construir cosas nuevas que van a beneficiar al país en términos de ciencia, tecnología e innovación.

SEMANA: ¿En qué va el proceso de demanda del Ministerio de Ciencias en su contra ante el Consejo de Estado?

A.L.: Todavía no me han notificado del Consejo de Estado, una vez me notifiquen me sentaré conversar con ustedes. Soy totalmente abierto a conversar sobre esto, soy totalmente transparente.

SEMANA: ¿Existe algún impedimento para que esté al frente del Ministerio por este caso?

A.L.: No, ninguno. Quiero que el país tenga la confianza de que vamos a hacer las cosas bien, soy una persona correcta, quienes me conocen saben cómo trabajo, que soy correcto en lo que hago y quiero aprovechar para agradecer a la comunidad científica que me apoya y están contentos con el nombramiento, vamos a hacer las cosas bien, a posicionar la ciencia, vamos a darle el papel fundamental que merece.

SEMANA: ¿La experiencia que tuvo en Estados Unidos fue debidamente autenticada?

A.L.: Yo entré a Colciencias en el 2019, llené la documentación, la revisaron, no me pidieron nunca subsanaciones, me posesioné, publicaron la hoja de vida en ese momento y nunca me dijeron que debía hacer una subsanación, luego pidieron la investigación y yo simplemente dejé que el proceso avanzara. Como mencioné, una vez me notifiquen estaré dispuesto a conversar con ustedes y dar las respuestas.

SEMANA: ¿Cuál es su trayectoria?

A.L.: Nací en un corregimiento que se llama Flor del Monte en el municipio de Ovejas, Sucre, eso hace parte de los Montes de María, usted sabe que la situación de violencia fue muy grave. Estudié en la escuela primaria de mi pueblo. Hice un bachillerato técnico agropecuario, tras la masacre de El Salado. Estudié en la Universidad de Sucre biología con énfasis en biotecnología. Soy un autodidacta del inglés. Me tocaba trabajar al mismo tiempo que vendía minutos a celular en la universidad. Me gradué, trabajé y en 2010 apliqué a la beca Fullbright y conseguí trabajo como docente en ciencias naturales. Me fui a Estados Unidos a estudiar un doctorado, ingresé con esa beca al centro de salud de la Universidad de Louisiana en el programa de doctorado de biología y parasitología, me mudé a Memphis a la Universidad de Tennessee, regresé al país y empecé a trabajar en Colciencias.

SEMANA: ¿Cómo quiere ser recordado al frente del Ministerio de Ciencia?

A.L.: Como un ministro científico con capacidad de gestión pero también abierto al diálogo con todos los actores del sistema nacional de ciencia y tecnología. También que los niños y los jóvenes con dificultades socioeconómicas me vean como un ejemplo a seguir y que sí es posible salir de esas situaciones que la ciencia puede volverse una forma de superar situaciones difíciles.