mundo

“No soy tan rico”: creador de ‘El Juego del Calamar’ sobre las ganancias que le dejó la serie

Se trata de Hwang Dong-hyuk, el director y guionista surcoreano que creó la popular serie de Netflix.


La serie surcoreana El juego del calamar se ha convertido en la producción audiovisual “más grande de todos los tiempos” de la plataforma de streaming Netflix, según anunció la propia compañía a través de su cuenta oficial de Twitter. La serie acumula ya un total de 111 millones de espectadores y ocupa los primeros lugares en audiencia en por lo menos 80 países.

La sinopsis de la serie está inspirada en un grupo de personas que tiene graves problemas económicos y personales. La angustia por solucionar sus deudas y el caos en sus vidas los conduce a participar de un misterioso juego infantil en el que les prometen, en caso de resultar ganadores, que recibirán una gran suma de dinero.

El juego del calamar
Qué hay detrás de la serie ‘El juego del calamar’ que ha generado furor - Foto: Netflix

La producción surcoreana también superó de lejos a la popular serie británica ‘Bridgerton’, que llegó a 82 millones de hogares en su estreno. Su creador, el cineasta Hwang Dong-hyuk, es un director y guionista de 50 años de edad nacido en Seúl, la capital surcoreana. Ha sido director de numerosos cortometrajes como Our Sad Life o A Puff of Smoke.

Durante su carrera cinematográfica, Dong-hyuk ha ganado más de diez premios como: People Who Brighten the World (2011) , el Premio del Público en el Festival de Cine del Lejano Oriente de Udine, Italia (2012), Gran Premio del Festival Internacional de Cine de Okinawa (2014), Premio de la Asociación de Críticos de Cine de Corea al Mejor Director (2017), Mejor Guión en los 38th Blue Dragon Film Awards (2017), entre otros.

Sin embargo, el éxito generado por El Juego del Calamar es el más llamativo de su legado audiovisual. Tal ha sido el récord de audiencias de la serie que muchos se preguntan si su creador se ha vuelto millonario, luego de que su creación se convirtiera en la serie “más grande de todos los tiempos” en Netflix.

Hwang Dong-hyuk, en diálogo con el diario británico The Guardian, aseguró que aunque muchos podrían pensar que su situación económica se disparó por cuenta de la serie, la realidad no es esa.

Hwang Dong-Hyuk, creador de la serie El Juego del Calamar. (Photo by Han Myung-Gu/WireImage)
Hwang Dong-Hyuk, creador de la serie El Juego del Calamar. (Photo by Han Myung-Gu/WireImage) - Foto: WireImage

“No soy tan rico, pero tengo lo suficiente”, reconoció el director y guionista surcoreano. “Tengo suficiente para poner comida en la mesa. Y no es como si Netflix me estuviera pagando un bono. Netflix me pagó de acuerdo con el contrato original”, agregó el cineasta en un artículo publicado por el diario británico este martes 26 de octubre.

El ser una de las series más exitosas de la plataforma de streaming, hace que Netflix reciba millonarias ganancias económicas. Según el medio norteamericano Bloomberg, El juego del Calamar reportará a Netflix 891 millones de dólares (unos 768 millones de euros aproximadamente).

Lo más llamativo es que Netflix obtendrá millonarias ganancias con poca inversión, pues los documentos revelados por ese medio señalan que la producción de la serie costó 21,4 millones de dólares, alrededor de 2,4 millones por episodio. Aunque la cifra no es menor, lo cierto es que la inversión fue baja si se compara lo que va a recibir la plataforma a cambio.

El que no recibirá ganancias proporcionales al éxito de la serie es justamente Hwang Dong-hyuk, su creador. Por el contrario, la producción audiovisual fue tan estresante que el director confesó que sufrió desgaste “físico, mental y emocional”. “Seguí teniendo nuevas ideas y revisando los episodios mientras estábamos filmando, por lo que la cantidad de trabajo se multiplicó”, reconoció el cineasta en diálogo con The Guardian.

Otro dato curioso es que cerca del 95 % de la audiencia de la serie se encuentra fuera de Corea del Sur, lo que explica que haya sido subtitulada a 31 idiomas y doblada a 13. Según cifras de Netflix, es la más vista por lo menos en 80 países, incluidos Estados Unidos y Colombia.