Home

Mundo

Artículo

El presidente Rajapaksa, había abandonado su país a bordo de un avión militar, en medio de una ola de protestas que llevó a un grupo de manifestantes, incluso, a tomarse la residencia presidencial.
El presidente Rajapaksa había abandonado su país a bordo de un avión militar, en medio de una ola de protestas que llevó a un grupo de manifestantes, incluso, a tomarse la residencia presidencial. - Foto: AP Photo/Eranga Jayawardena

sri lanka

A través de correo electrónico, presidente de Sri Lanka presentó su renuncia

Gotabaya Rajapaksa escapó del país en días pasados, a bordo de un avión militar, en medio de una ola de protestas sociales.

En medio de la difícil situación que vive Sri Lanka, país asiático, por cuenta de las crecientes protestas sociales que, en días pasados obligaron al presidente de ese país, Gotabaya Rajapaksa, a abandonar el país, este jueves, se conoció que, desde el exilio, el político decidió presentar su carta de renuncia ante el Parlamento.

Según precisan medios internacionales, el presidente Rajapaksa se encuentra fuera del territorio de su país, la carta de renuncia fue enviada mediante un correo electrónico oficial, remitido al presidente del Parlamento.

Tras la recepción de la carta de renuncia, esta ha sido puesta a disposición de la Fiscalía de Sri Lanka, entidad que deberá examinar los ‘aspectos legales’ antes de que se informe, formalmente, de la aceptación de la dimisión por el órgano legislativo.

Tras la salida del país de Gotabaya Rajapaksa, de manera temporal, el cargo de presidente de Sri Lanka, ha sido asumido, desde el pasado miércoles 13 de julio, por el entonces primer ministro de ese país asiático, Ranil Wickremesinghe.

El paradero del ahora expresidente Rajapaksa

Previo a la confirmación de la renuncia, por medio de correo electrónico del líder político de Siri Lanka, medios internacionales habían reportado que el mandatario había arribado a Singapur, en medio de su intento de escapar de la ola de violencia desatada en su país, como consecuencia de la grave crisis económica y política.

El arribo del ahora expresidente de Sri Lanka a Singapur se da tras un viaje procedente de las Islas Malvinas, destino al que inicialmente había escapado, el pasado miércoles, a bordo de un avión militar, luego de haber huido de su residencia, en medio de una irrupción de manifestantes que habían llegado hasta el lugar para derrocarlo el pasado sábado.

Medios internacionales también habían detallado que a su llegada a Malvinas, el entonces presidente fue recibido en medio de una ola de ‘rechazos’ de los ciudadanos presentes en el aeropuerto.

Según precisan medios internacionales, el arribo a Singapur del político, ocurrió a bordo de un avión de comercial, perteneciente a una compañía saudí de aviación, y su ingreso al país se dio bajo la modalidad de ‘vista privada’, según detallan medios internacionales, quienes aclararon que, hasta el momento, se desconoce, si este ha solicitado asilo político, el cual tampoco le ha sido otorgado, según detallaron autoridades diplomáticas del país de acogida.

En un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Singapur ya ha aclarado que su país, “por lo general, no acepta pedidos de asilo”.

Tras su renuncia, según medios internacionales, se espera que Rajapaksa, quien viaja acompañado de su esposa y un pequeño círculo de seguridad, permanezcan en Singapur por unos pocos días para, posteriormente, dirigirse a Emiratos Árabes Unidos.

Sobre las razones que impulsaron a Rajapaksa a salir del territorio de Sri Lanka, medios internacionales han advertido que, tal y como sucedió, este buscaría presentar su dimisión al cargo desde fuera de su país, con el objetivo evitar ser aprehendido por los manifestantes y sectores opositores a su gobierno.

Tras la salida del país del líder de 73 años, y luego de que Ranil Wickremesinghe asumiera el poder, este decretó el estado de emergencia y ordenó a las instituciones de seguridad del país retomar el control de la isla, logrando desalojar algunos de los edificios de gobierno que habían sido tomados por los manifestantes.

Aunque los manifestantes accedieron a desalojar las edificaciones, han prometido seguir con las protestas y con la diana de lograr un cambio en las instituciones de gobierno, buscando respuesta a la actual crisis.

En las calles de Colombo, capital de Sri Lanka, se vive una ola de tensión, más aún en medio de la militarización y la imposición del toque de queda.

La actual crisis de Sri Lanka está marcada por la ola de pobreza dejada por la mala administración de recursos, la falta de alimentos y la existencia de una moratoria de cerca de 51.000 millones de dólares que, desde abril, el otrora gobierno intentaba negociar con el Fondo Monetario Internacional.

Llamado desde la ONU

Por medio de sus redes sociales, este jueves, el secretario general de la Organización de Naciones Unidas, el portugués Antonio Guterres, expresó la necesidad de que se encuentren prontas y efectivas salidas a la crisis que vive ese país, advirtiendo que sigue muy de cerca la situación.

Es importante que se aborden las causas profundas del conflicto y las quejas de los manifestantes”, dijo el secretario de la ONU, al tiempo que abogó, ante los líderes de los distintos sectores políticos, para que trabajen en una transición pacífica y democrática”.

*Con información de AFP.