mundo

Invasión a Ucrania: así celebraron los rusos desde la Estación Espacial la conquista de Lugansk

La ONU documentó, hasta el pasado domingo 3 de julio, más de 10.000 civiles muertos o heridos en Ucrania.


Los tres cosmonautas rusos que forman parte de la tripulación de la Estación Espacial Internacional celebraron la conquista completa de la región de Lugansk a Ucrania.

“¡Día de la Liberación de la República Popular de Lugansk! Celebramos tanto en la Tierra como en el espacio. Todo el territorio de la República Popular de Lugansk ha sido liberado. Las fuerzas rusas y de Lugansk han establecido el control total sobre Lisichansk, ¡la última gran ciudad de la LPR!”, se leyó en un mensaje difundido por Roscosmos en su cuenta en Telegram.

En el mismo, aparecieron los cosmonautas Oleg Artemiev, Denis Matveev y Sergey Korsakov, quienes exhibieron una bandera rusa y otra de la denominada República Popular de Lugansk.

La celebración rusa desde la Estación Espacial
La celebración rusa desde la Estación Espacial. - Foto: AFP

Este es un día muy esperado que los residentes de las áreas ocupadas de la región de Lugansk han estado esperando durante ocho años. Estamos seguros de que el 3 de julio de 2022 quedará para siempre en la historia de la República”, añadió el mensaje.

En la Estación también viven y trabajan actualmente los astronautas de la Nasa Kjell Lindgren, Robert Hines y Jessica Watkins, más la italiana Samantha Cristoforetti por la ESA.

Alerta

La Alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, exigió el fin del “intolerable” sufrimiento de civiles y fustigó la “guerra sin sentido”.

Bachelet aseguró que hasta el 3 de julio se habían documentado más de 10.000 civiles muertos o heridos en Ucrania, con 335 niños entre los fallecidos. Agregó que tales cifras podrían ser considerablemente mayores.

Tras abandonar su meta inicial de tomar Kiev ante la resistencia ucraniana, Rusia centró sus esfuerzos en asegurar el control del Donbás, región oriental conformada por Lugansk, que las fuerzas rusas han tomado casi por completo, y Donetsk, en el suroeste, donde concentran sus ataques.

La caída de Lysychansk el domingo, una semana después de que el ejército ucraniano se replegara de la vecina Severodonetsk, le abrió el camino a los rusos para avanzar en Donetsk.

El martes buscaron tomar la pequeña ciudad de Siversk después de varios días de bombardeo.

Dos microbuses de la Cruz Roja ucraniana se dirigieron al sitio para evacuar civiles, según periodistas de AFP.

“Hay fuertes combates en las afueras de Lugansk, cerca de Lysychansk”, declaró en Telegram Serguei Gaidai, gobernador de Lugansk.

En el suroeste, en la región de Jersón, las fuerzas rusas enviaban helicópteros y artillería para contener los contraataques ucranianos.

Los combates se intensifican en la zona en momentos que las autoridades instaladas por el Kremlin en Jersón anunciaron que un funcionario de los poderosos servicios de seguridad rusos FSB tomaron control del gobierno regional.

Un portavoz del Ministerio de Defensa ucraniano dijo el martes que las fuerzas rusas fuera de la región del Donbás “intentan maniatar a nuestros soldados para impedirles avanzar a las zonas de batalla”.

“Nos mantienen... en plena alerta en la línea de frente”, declaró a la agencia de noticias Ukrinform.

A su vez, el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, vaticinó el martes en un foro de la revista The Economist que el aliado ruso Bielorrusia no será arrastrado a la guerra.

Sin embargo, advirtió que las “provocaciones” de su vecino del norte podrían continuar.

El líder bielorruso, Alexander Lukashenko, acusó el sábado a las tropas ucranianas de disparar misiles a su país.

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania será de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.

Con información de Europa Press y AFP