mundo

La angustiosa búsqueda de Diane y Micaela, niñas raptadas por su padre en Perú

Según Ximena Vidaurre, madre de las menores, su principal angustia es que las menores sean sacadas del país por Pedro José Labarth; el padre.


En medio de un evidente sentimiento de impotencia y a través de las redes sociales, la fotógrafa peruana Ximena Vidaurre, ha elevado una sensible denuncia en contra del padre de sus dos hijas, el empresario Pedro José Labarth, a quien señala como el responsable de un aparente caso de rapto de las menores, en hechos ocurridos el pasado martes 21 de junio en la ciudad de Lima.

De acuerdo a lo afirmado por la mujer a través de su cuenta de Instagram y en entrevistas entregadas a medios de comunicación en su país, el temor central que le ocupa frente a la situación, es que su expareja, un hombre al que señala como una persona violenta, pueda sacar del país a sus dos pequeñas, identificadas como Diane y Micaela, advirtiendo a su vez que, Labarth, no se encontraría bien psicológicamente.

“Temo por la seguridad de ellas porque es sumamente violento y no se encuentra bien de salud mental”, precisó la mujer en una publicación de la red social Instagram el pasado 21 de junio, fecha en la que el hombre, según ella, con mentiras, se apropió de su camioneta, y se llevó consigo a las dos menores.

El presunto rapto

De acuerdo con las declaraciones entregadas el pasado miércoles a medios de su país, puntualmente al espacio informativo del canal ATV, Ximena Vidaurre señaló que el rapto se presentó en horas de la mañana del pasado martes, cuando, por solicitud del hombre, y con la excusa de querer ver a sus hijas por el día del padre, este le solicitó que le acompañaran a acudir a un laboratorio médico, porque requería iniciar un tratamiento debido a unas presuntas complicaciones de salud.

Vidaurre precisó que acudió al lugar pese a que desde hace meses no tenía contacto con el padre de sus hijas, a bordo de un vehículo marca Subaru, identificado con placas BNI048, el mismo que tomó el ahora prófugo, para escapar, llevando consigo a sus hijas.

Según explicó la mujer, el rapto tuvo lugar cuando ella descendió del vehículo para acercarse al laboratorio ROE, a entregar una muestra de orina, situación que el hombre habría aprovechado para escapar con rumbo desconocido, despertando la preocupación de la mujer.

La mujer admite que, aunque legalmente se había acordado la tenencia compartida de las menores, el padre hace meses no compartía con las niñas, e incluso, a ella le había tocado llamar para reclamar el pago de la cuota de alimentos.

En ese mismo sentido, Ximena Vidaurre también aseguró que el hombre actualmente tiene una medida de protección o cautelar que les impide acercarse, debido a la existencia de escenarios previos de violencia física.

Esta medida también aplica para el padre respecto a una de sus hijas, ahora bajo su poder.

Hace más de 2 años que yo las cuido y no viven con el padre”, señala la mujer en una de sus publicaciones, en las que también apunta: “Necesito saber que están bien, necesito oírlas, necesito abrazarlas, mi corazón se detiene de pensar que no se donde están y que están con su padre Pedro José Labarthe Onrubia un ser violento y tiene problemas de adicciones”.

En declaraciones entregadas a medios locales, el abogado de la mujer, Manuel Benavente, explicó que, de acuerdo a los exámenes de sangre que recientemente se había practicado el hombre, y que ahora están en poder de la madre de sus hijas, se ha podido determinar que Pedro José Labarth, es consumidor habitual de marihuana; y aunque las pruebas de laboratorio no lo soportan, la mujer afirma que su expareja también lo es de cocaína.

De igual modo, el abogado ha afirmado que el temor de la mujer porque el hombre saque a sus hijas, de 4 y 3 años, del país, se fundamenta en que tiene conocimiento que él posee un catamarán en costas ecuatorianas, lugar al que intentaría dirigirse según las hipótesis de la familia.

Sobre la pista del padre y sus hijas

A través de una nueva publicación dada a conocer el pasado miércoles, la mujer advirtió que se desplazó hasta la ciudad de Piura, donde, tras la denuncia inicial, vecinos de una casa de descanso que tiene su expareja, advirtieron haberlo visto en compañía de las niñas.

Aunque en el lugar no recibieron respuesta alguna sobre el paradero de sus hijas, a través de las rendijas de la puerta, la mujer pudo evidenciar que allí se encontraba la camioneta en la que el hombre había huido el día martes.

Tras este nuevo episodio, la mujer señaló que el hombre ahora se transportaría en una camioneta marca Ford, con matrículas BDA891.

Llegue hasta Piura y no las encontré donde ya estaban ubicados el nuevamente se las llevo para paradero desconocido”, afirma la mujer en su más reciente publicación.

Este jueves, en medio de la información que ha circulado en su país frente al caso, y luego de que existieran versiones que señalaban que el hombre ya había sido ubicado, la mujer pidió, a través de stories de Instagram, ‘no difundir noticias falsas’, y agradeció a quienes se han adherido a su causa de dar con el paradero de las menores.

Pese a los fuertes señalamientos que actualmente pesan en su contra, el padre de las menores, el empresario Pedro José Labarth, aún no se ha pronunciado al respecto, y la mujer ha afirmado que familiares de él, también se han sumado a la búsqueda de las niñas.