Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Los objetivos alcanzados por la Lotería de Manizales están alineados al plan de desarrollo de la ciudad Manizales + Grande.
Imagen de referencia, no corresponde al caso en mención. - Foto: Getty Images/iStockphoto

mundo

Ladrón que se ganó la lotería anunció ayuda para sus antiguas víctimas

El delincuente aseguró que reparará a las víctimas con el doble de dinero que les había hurtado.

En Argentina, un ladrón es noticia luego de que se ganara la lotería tras jugar los mismos números por 15 años y anunciara que reparará económicamente, con dólares, a dos de sus antiguas víctimas con el doble de dinero que en su momento les hurtó.

El individuo se ganó la lotería conocida como Quini 6, con los números 31-09-21-17-03 y 12.

El delincuente, arrepentido, fue identificado como Marcelo Paredes, alias Rambito, quien ―según el diario La Jornada― llegó a una comisaría de Puerto Madryn, en la provincia de Chubut, lugar a donde en muchas ocasiones había sido conducido, e hizo un anuncio a los agentes: “Muchachos, no robo más”.

Si bien el hombre se ganó la lotería el año pasado, solo hasta ahora la historia tuvo relevancia mundial por la publicación del diario La Jornada.

De acuerdo con el diario citado anteriormente, alias Rambito tiene siete condenas en total y cinco declaraciones de reincidencias por delitos menores.

Sobre el monto que obtuvo alias Rambito, se indicó que el año pasado esa lotería ofrecía al ganador 94 millones de pesos argentinos, algo más de 3.000 millones de pesos colombianos.

“Se levantó temprano a asaltar, como siempre, pero me lo mataron”

Un hombre identificado como Josué García, alias El Tortolita, murió en el departamento de Escuintla, en Guatemala, tras ser atacado a bala al interior de un bus luego de que este supuestamente se subiera a atracar, junto a un cómplice, a los pasajeros que allí se movilizaban.

De acuerdo con medios internacionales, en momentos en que los sujetos se subieron al bus para atracar a los pasajeros, un hombre no dudó en desenfundar un arma de fuego para defenderse, acabando con la vida de alias El Tortolita, quien ya había sido detenido por robo y registraba antecedentes por posesión de drogas y extorsión.

Entre tanto, asegura la prensa local que el cómplice de alias El Tortolita terminó lesionado al tratar de huir de la escena, pues en su intento de escape terminó doblándose un tobillo.

La prensa local asegura que hasta el lugar de los hechos llegó la mamá de alias El Tortolita, quien en medio de la tristeza por la muerte de su hijo expresó que este “se levantó temprano a asaltar los buses, como siempre, pero me lo mataron”.

Además, la madre del individuo indicó que su hijo nunca le hacía daño a las personas y que tan “solo robaba las cosas de la gente”.

El anterior hecho hizo recordar un caso ocurrido en Cúcuta. En esa ciudad murió a bala, el pasado 3 de octubre en horas de la madrugada, un delincuente dentro de un billar en el barrio Brisas del Aeropuerto, en momentos en que llegó en compañía de otro hombre a robar a las personas que estaban allí presentes.

Tras la muerte del delincuente de 19 años, familiares y allegados de Jefferson Andrés Navarro Rueda emitieron en redes sociales un comunicado donde defendieron al joven y recalcaron que “nadie puede tomar la justicia por mano propia”. Además, afirmaron que él era “el niño de la casa” y que fue manipulado.

Ese niño sin ninguna experiencia de la forma más infantil y manipulado por diferentes actores quiso jugar sin medir las consecuencias de sus actos, lo cual no tuvo ningún final feliz (...) Le quitaron el bien más preciado del ser humano que es la vida, Jefferson pudo haber sido el hermano, el hijo, el yerno o sobrino de alguno de estos siete hombres o familiar de usted que está leyendo esto: ‘si lo mataron entre todos, todos responden por homicidio’, según el Código Penal, principios éticos y la Constitución Política”, indicaron en ese entonces en el comunicado los familiares del joven fallecido.

Además, hasta aprovecharon para citar la biblia: “El que esté libre de pecado, que tire la primera piedra (Juan,7)”.

Y agregaron en defensa del joven asesinado: “Pero el linchamiento en pleno siglo XXI debe ser castigado, ya que colocarlo como propuesta de solución sería regresarnos a la Edad Media y a tiempos remotos donde la sociedad era totalmente primitiva en estos aspectos, porque de lo contrario estaríamos retrocediendo hacia épocas de la barbarie, ¿le gustaría aplicar el Código de Hammurabi?, donde el ojo se pagaba con ojo y diente con diente, sí, a algunos sí le gustaría”.

Vale recordar que ese 3 de octubre del año pasado, cuando el reloj marcaba la 1:28 a. m., al establecimiento comercial llegaron dos ladrones a hurtarle las pertenencias a los que estaban allí presentes, incluidos los propietarios del local.

En las imágenes se pudo apreciar que uno de los delincuentes que portaba un casco de motocicleta (Jefferson Andrés Navarro ) empezó a amedrentar con un arma de fuego a varios hombres que departían en el billar, mientras les iba quitando sus pertenencias como celulares y dinero.

Mientras tanto, el otro delincuente le pedía a los allí presentes que se hicieran hacia un costado, de manera que su cómplice luego los pudiera requisar para robarlos.

Sin embargo, en momentos en que el delincuente que portaba el casco apuntaba con su arma de fuego a un hombre, otro decidió abalanzarse sobre él. Inmediatamente las demás personas que estaba en el billar empezaron a golpear salvajemente al delincuente con palos y patadas, mientras este ya estaba reducido en el piso.

El medio regional Vanguardia indicó en ese entonces que el ladrón que fue linchado, también recibió varios tiros con la misma arma de fuego con la que llegó al billar a robar, aunque esa parte no se alcanza a ver en el video.