mundo

Mujer se niega a aceptar la condición que le dejó su padre para recibir herencia: trabajar

Clare Brown dio a conocer su testimonio en un medio local en donde explica por qué no trabaja, también dice que al no recibir su “derecho” a la herencia fue hasta instalaciones judiciales.


En las familias, por tradición, cultura o ideología, hay quienes toman la decisión de heredar el patrimonio de bienes y raíces al momento de que el padre o la madre fallecen. Clare Brown es una mujer australiana a quien su padre le dejó una exorbitante suma de dinero tras abandonar este mundo, pero para recibirlo debe conseguir un trabajo, algo que no tiene en mente.

De acuerdo con datos compartidos por el medio local A Current Affair, la suma de dinero que Brown recibiría sería de 9 millones de dólares (más de 35 mil millones de pesos colombianos), pero se niega a cumplir la exigencia del patriarca de la familia.

Debido a que no ha podido reclamar la herencia, la australiana tomó la decisión de dirigirse al área legal para que, a través de la justicia de ese país, se llegue a una solución. En este caso, Clare Brown llevó su testimonio para atacar, en primera instancia, la solicitud de su padre.

Sin embargo, ¿por qué no trabaja para recibir el dinero?

Según las declaraciones de la mujer, la razón por la que no labora es debido a un trastorno de atención con el que lleva batallando por años. Así que ella reclama que su “derecho” como miembro de la familia es adquirir la herencia económica.

Sumado a esto, a quienes se preguntan cómo se mantuvo Clare Brown, en las revelaciones del citado medio se da a conocer que el padre de la mujer tenía un equilibrio financiero debido a que era un reconocido corredor de bolsa. Durante los primeros años de vida de la australiana, las preocupaciones económicas nunca fueron un problema.

Al crecer, Brown se fue de su hogar y, como pasa en muchas familias, debía empezar a cosechar sus propios frutos. No obstante, el padre de la mujer le ayudó con una cuota al mes de 500 dólares (dos millones de pesos colombianos) así que el resto de montos debía cubrirlos ella trabajando.

Aunque recibía la ayuda, la mujer manifestó en A Current Affair que no le alcanzaba para cubrir sus necesidades, por lo que pidió ayudas sociales al gobierno de Australia. En palabras de Brown, lo que su padre estaba haciendo era un “abuso financiero”.

Entonces, nace una nueva pregunta y es la de qué sucede actualmente con Clare Brown.

De acuerdo con las declaraciones de la australiana, la presión para conseguir trabajo por parte de su familia fue constante sin tener en cuenta su complicación de la salud. La mujer vive en Sídney con su esposa Lauren; además, tienen una hija que no sobrepasa el año de edad.

La muerte del padre sucedió en los primeros meses de este año. Tras el duelo, en su mente estaba la idea de que podría obtener la moneda de cambio que corresponde a la herencia, pero no fue así.

Al momento en el que la australiana fue a reclamar la fortuna, notó que el obstáculo laboral iba a ser su talón de Aquiles. En efecto, el aval escrito que dejó su familiar de primer grado fue claro: Brown debe trabajar o estar empleada.

De este modo, la mujer llegó hasta las instancias judiciales, dice que su situación financiera actual es desesperante y que la forma como ha logrado sustentar a su familia es con las ayudas sociales que sigue recibiendo. Por su parte, Lauren se incorporó al testimonio y detalló que el déficit de atención de su pareja es recurrente.

Otros familiares dicen que no han visto esfuerzos de Brown, por lo que aún siguen a la espera de que consiga un trabajo y “corrija su vida”.

Como complemento, el medio local señala que uno de los intentos de trabajo que la australiana tuvo fue en un bar de bebidas, pero solo duró una hora cumpliendo con la labor de barista.