Home

Mundo

Artículo

Tras descubrir el caso de difalia, el menor tuvo que ser operado, pues uno de los órganos no era funcional.
Imagen de referencia, no corresponde al caso en mención. - Foto: Shannon Fagan/ Getty Images

mundo

Por presunta negligencia médica, muere niño que pasó un año con una puntilla en sus pulmones

El menor había nacido en la ciudad de Canavieiras, en el sur de Bahía, Brasil.

Tristeza en Brasil por la muerte de un niño de tres años, tras pasar un año con una puntilla en los pulmones. De acuerdo con los padres del pequeño, todo ocurrió debido a una presunta negligencia médica, pues aseguran que los médicos no le ordenaron exámenes a tiempo, y que todo se limitó al suministro de medicamentos para tratar los problemas de salud que el menor empezó a padecer.

Los padres del niño contaron a medios brasileños que su hijo, Cauan Araújo Conceição, terminó falleciendo debido a un episodio de bronconeumonía derivado del objeto extraño que soportó el niño en sus pulmones.

Según Cosme Conceição, Cauan se tragó en junio del año pasado un objeto que en ese momento no sabían qué era, razón por la que fue llevado al hospital y, de acuerdo con el padre del pequeño, el médico de turno dijo que no le notaba nada en su garganta.

“Esa noche sentí que se ahogaba, hasta le salía sangre de la boquita. Entonces, inmediatamente lo llevé al hospital, esa misma noche. Al llegar, el médico miró y dijo que no había nada en la garganta del niño”, explicó Cosme Conceição, según el medio brasileño G1 de la red Globo.

Además, contó que con el pasar del tiempo los problemas de salud para el pequeño se fueron agravando y que el pasado 27 de junio, día en que tenía cita con el pediatra, el profesional no acudió a la cita argumentando que estaba enfermo.

Afirman que, finalmente, los médicos cambiaron el dictamen e indicaron que el pequeño padecía de asma, pero no le sacaron exámenes médicos.

“Seguía teniendo fiebre y tosiendo mucho. Desde hace algún tiempo, el dolor había comenzado a llegar. Dolor en el lado derecho, seguía caminando de lado. Siempre lo llevábamos al hospital y solo le daba medicamentos. Luego, cuando el efecto de la medicación pasó, el dolor y la fiebre continuaron”, agregó Clarice Araújo, mamá de Cauan Araújo Conceição.

Teniendo en cuenta que la salud del niño empeoraba, los padres del niño decidieron pagar un examen particular y unos rayos x mostraron que efectivamente este tenía una puntilla incrustada en sus pulmones, por lo que era necesario operarlo de urgencia.

No obstante, ya era demasiado tarde, pues la puntilla ya había afectado seriamente los pulmones del pequeño y este terminó en cuidados intensivos, donde tan solo duró dos días.

Ahora, desde el Hospital Municipal de Canavieiras, lugar donde atendieron a Cauan Araújo Conceição, aseguran que sus padres no lo llevaron con urgencia.

Mientras tanto, los padres desmiente esa versión y, por el contrario, aseguran tener los documentos que culpan de negligencia médica a los galenos.

Por error le amputaron las piernas a una mujer

En México causa asombro el caso de una mujer a quien le amputaran por error sus dos piernas y le extirparon el útero, a pesar de que inicialmente le habían diagnosticado solo una infección urinaria.

Tras lo ocurrido, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) de ese país pidió el 5 de julio al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reparación integral del daño” a la mujer de 27 años, de quien aseguran lo que requería inicialmente era el retiro de un dispositivo intrauterino (anticonceptivo), el cual se hallaba en posición inadecuada y que también le fue quitado con un procedimiento erróneo.

“Transgredieron los derechos a la protección de la salud, a la integridad personal, a la salud sexual y reproductiva, y dañaron el proyecto de vida de una mujer de 27 años por diagnóstico, tratamiento y seguimiento médico inadecuados”, indicó la comisión por medio de un comunicado.

Además, destacaron que lo anterior “pudo desencadenar una infección generalizada y, en consecuencia, la amputación de ambas piernas, la extirpación del útero y un ovario”.

La CNDH también indicó que, según la queja presentada por la mujer, en septiembre de 2018 acudió al Instituto Mexicano del Seguro Social de Querétaro, debido a que en ese entonces tenía un dolor abdominal. En ese momento, aseguran que los médicos de turno le diagnosticaron infección en vías urinarias y colitis, y dieron apertura a un tratamiento.

Transcurrieron tres días y la joven empezó a padecer un dolor lumbar, razón por la que le diagnosticaron lumbalgia aguda.

“La situación de la víctima evolucionó desfavorablemente, por lo que se presentó en el área de urgencias de la unidad familiar y de ahí fue trasladada al hospital regional, donde ingresó por grave pérdida de sangre, gastroenteritis infecciosa y deshidratación severa”, destacó el comunicado de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

Teniendo en cuenta los daños ocasionados a la mujer, desde la CNDH le solicitaron a Zoé Robledo, director general del IMSS, que la reparen económicamente y le brinden atención psicológica, teniendo en cuenta las secuelas permanentes con las que quedó.

“Incluyendo el pago de una compensación económica suficiente; se procure a la víctima el acceso a programas sociales que le brinden oportunidades de desarrollo, y se le otorguen becas en favor de sus dos familiares directamente afectados”, se agregó en el comunicado.