rusia

Rusia dictó arresto domiciliario contra la ‘periodista de la pancarta’

La mujer había regresado recientemente al país, en medio de una pugna familiar, un hecho que causó sorpresa pues había salido en medio de amenazas y de un proceso en su contra por lo ocurrido en el mes de marzo.


En medio de la creciente tensión que se vive en Europa por la guerra en Ucrania, y de las medidas adoptadas por el régimen de Vladimir Putin al interior de Rusia para disuadir a sus ciudadanos de emitir información “falsa” que vaya en contra de las autoridades y las fuerzas militares, esta semana se conoció una nueva disposición judicial en contra de la periodista rusa Marina Ovsiannikova.

Ella, quien recientemente regresó al país, se hizo mundialmente conocida por, en medio de una emisión de noticias, desplegar un cartel en el que se expresaba en contra de la guerra.

De acuerdo con lo recogido por medios internacionales, la disposición tomada por las autoridades rusas fue la de poner bajo arresto, con beneficio de casa por cárcel, a la mujer, sin que esto no desestime la posibilidad de que sea posteriormente enviada a la cárcel.

La decisión, según afirman medios internacionales, se conoció al término de una audiencia a puerta cerrada, que se adelantó el pasado miércoles en un tribunal del distrito de Basmanny, en el que además se estableció que la mujer permanecerá bajo esa modalidad de arresto, al menos hasta el próximo 9 de octubre.

Sobre los cargos que le endilgan a la mujer, está la acusación de haber difundido información que, a los ojos de las autoridades de su país, son falsas, respecto al papel del ejército ruso en Ucrania, haciendo mención puntual del cartel desplegado el pasado mes de julio, en el que acusaba a las fuerzas militares de cometer crímenes durante su “estadía o intervención” en Ucrania.

Según precisan medios internacionales, como la agencia AFP, el juicio de la periodista se realiza a la luz de un artículo recientemente introducido en el código Penal de ese país, más precisamente en el mes de marzo, con el que el gobierno Putin se propuso salirles al paso a las críticas, que eventualmente pudieran surgir desde su propio país por la “operación especial” que su ejército desplegó en Ucrania.

Dicho artículo dispuso de una pena de hasta 10 años de prisión contra quien difundiera información considerada “falsa” por parte del régimen; es la situación por la que precisamente se señala a la periodista Ovsiannikova, que supuso que varios medios internacionales decidieran frenar la emisión de información en ese país, buscando canales alternativos para realizarlo, en pro de salvaguardar a sus reporteros de eventuales persecuciones.

Pese a que actualmente Ovsiannikova es juzgada por el hecho de la pancarta, la mujer ha decidido no cesar en su justa “por la verdad” y, al acudir a su audiencia, lo hizo portando una camiseta, en la que envía un certero mensaje a las autoridades: “Que los niños muertos les persigan en sus sueños”, según recoge la agencia AFP. Esta señala que los menores muertos a los que se refiere la camiseta son los que deja, de momento, la guerra en Ucrania.

La periodista, quien recientemente había vuelto al país al necesitar defenderse en un caso judicial en el que su exesposo pretende quitarle la tutela de sus hijos, fue detenida desde el pasado miércoles al interior de su domicilio.

Tras la publicación de la pancarta, la mujer había sido detenida y dejada libre posteriormente, mientras su proceso seguía en trámite. En aquella ocasión, la mujer fue sentenciada a pagar cuantiosas multas por haber “desacreditado” a miembros de las fuerzas militares en su país, situación que suponía que el proceso por la ‘pancarta’ no correspondía a esa sanción.

El suceso de la pancarta ocurrió el pasado mes de marzo, cuando Ovsiannikova, quien trabajaba como productora en el noticiero de la cadena pro-Kremlin conocida como Canal Uno, decidió romper el silencio y, sin pronunciar palabra, decidió irrumpir en la transmisión del informativo, ubicándose justo detrás de la presentadora para desplegar entonces el famoso cartel.

Tras su salida del país, la mujer había trabajado en el medio alemán Die Welt, pero su pugna familiar por la custodia de los niños la obligó a regresar a Rusia, contrario a todo pronóstico.

*Con información de AFP

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania es de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.