Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Accidente en Indonesia
Momento exacto del accidente en Indonesia. - Foto: Capturas de video tomado de la cuenta en Twitter: @fragusar

mundo

Video | Tobogán se desprendió en Indonesia y niños cayeron al vacío

Las autoridades dieron apertura a una investigación por este caso.

Momentos de angustia se vivieron en el Parque Acuático de Surabaya, en Indonesia, luego de que uno de los toboganes se desprendiera y varios niños que se deslizaban en él, terminaran cayendo al vacío.

De acuerdo con las autoridades de ese país, fueron 15 los niños que terminaron cayendo desde la atracción acuática a una altura de aproximadamente diez metros. Los menores debieron ser trasladados inmediatamente a un hospital cercano, debido a los golpes que sufrieron.

“Entramos para verificar e identificarnos, para asegurarnos de que no hubiera otras víctimas. Los resultados de la detección inicial fueron que había 15 víctimas que habían sido llevadas al hospital”, señaló el jefe de la Policía del puerto de Tanjung Perak, Anton Elfrino Trisanto.

Por fortuna, el hecho no dejó personas fallecidas y, de los 15 niños heridos, cuatro aún permanecen hospitalizados.

“En este hospital, si Dios quiere, hay cuatro. De ese número, tres personas tienen huesos rotos, una persona no tiene problemas, la tomografía es normal, no hay fracturas, solo mareos. Así que este todavía tiene observación hospitalaria”, dijo el alcalde de Surabaya, Eri Cahyadi, sobre el estado de salud de los menores.

Mochamad Nur Azism, jefe de Policía de la provincia de Gresik, anunció que personal especializado se encuentra investigando las causas del accidente y así establecer si existe o no alguna responsabilidad de parte de algunas personas del parque.

Tyre Sampson, el niño que falleció tras caer desde atracción de parque en EE. UU.

El pasado jueves 24 de marzo un adolescente de 14 años falleció aproximadamente a las 11:00 p. m. tras caer desde una atracción ubicada en el parque ICON, en Orlando, Florida, en hechos que son investigados por las autoridades estadounidenses.

De acuerdo con ABC South Florida, gravemente herido, el menor fue trasladado a un hospital, pero debido a la gravedad de las heridas murió. El menor cayó de la atracción Orlando Free Fall en ICON Park, conocida como la torre de caída libre más alta del mundo.

El menor fallecido fue identificado como Tyre Sampson, quien era un apasionado por el fútbol americano y buscaba ser reconocido por la NFL como una promesa de este deporte. Al momento del accidente se encontraba en el parque de diversiones en compañía de unos amigos.

Yarnell Sampson, padre del menor fallecido, le indicó a Fox 35 Orlando que su hijo era un menor muy dedicado a sus estudios, un “gigante gentil”, “un gran oso de peluche” y un “niño de buen corazón”.

“La temporada pasada, tuvieron una buena temporada de fútbol. Fueron a las nacionales. Podría haber sido un viaje de reclutamiento. Era un jugador de equipo. Era el tipo de joven que se quitaría la camiseta y te la daría”, narró Yarnell Sampson al medio citado anteriormente.

Además, contó que Tyre Sampson era originario de San Louis, Missouri, y que se encontraba en Orlando debido a un viaje de su equipo de fútbol en medio de las vacaciones de primavera, razón por la que aprovechó para ir al parque de diversiones, donde terminó falleciendo.

“Vi el video de mi hijo cayendo y no podía creerlo. Mi vida se detuvo. Quiero saber qué sucedió realmente. Saber por qué nos han quitado a un joven de 14 años con un futuro brillante”, reveló el padre del menor en entrevista con CNN.

La atracción de Orlando Free Fall, desde donde cayó el menor, eleva a 30 personas en el aire antes de caer a 400 pies a 70 millas por hora (mph) y fue inaugurada en diciembre del año pasado.

El hombre también le narró a Fox que los mejores amigos del menor le contaron que su hijo entró en pánico mientras la atracción comenzaba a operar y que hasta llegó a indicarles que algo podría salir mal.

“Estaba entrando en pánico cuando estaba subiendo. Cuando despegó el viaje, fue cuando se sintió incómodo. Él dijo: ‘¿Qué está pasando?’. Fue entonces cuando comenzó a enloquecer (...). Le estaba explicando a su amigo a su lado: ‘No sé, hombre. Si no lo logro, por favor dile a mi mamá y a mi papá que los amo’. Para que él diga algo así, debe haber sentido algo”, contó Yarnell Sampson a Fox.

Por lo tanto, consideró que quienes estaban operando esa atracción debieron haber detenido el funcionamiento de esta. De hecho, se cuestionó si realmente Tyre podía acceder a la atracción, teniendo en cuenta que medía 1,8 metros y pesaba 154 kilos.