Home

Nación

Artículo

Alejandro Riaño: de la crítica a la propuesta en defensa de los animales en Cartagena.
Alejandro Riaño: de la crítica a la propuesta en defensa de los animales en Cartagena. - Foto: Instagram / @alejandroria

maltrato animal

“Aquí nadie se va a meter en ningún negocio”: Riaño presenta su propuesta para reemplazar los coches en Cartagena

El humorista y activista se dirigió al alcalde Dau y demás autoridades de la Ciudad Heroica para proponer que las carrozas de tracción animal puedan ser sustituidas.

A través de sus redes sociales, este sábado (16 de julio) el humorista y activista Alejandro Riaño, más conocido por su personaje de ‘Juanpis González’, presentó un particular vehículo, similar a los coches de tracción animal que se usan en el sector turístico de Cartagena, pero accionado con motores eléctricos, que se configura en su propuesta para que se comience la sustitución de los carruajes que van en detrimento del bienestar de los equinos, y que se configuran en objeto de maltrato de decenas de caballos en la ciudad turística.

¡Estamos listos, Cartagena! Esto es para la ciudad, escribió en sus redes sociales el humorista y activista, quien hace algunos meses popularizó un video de denuncia en el que evidenciaba algunos de los maltratos y vejámenes a los que son sometidos los caballos que se usan en el sector histórico de Cartagena para halar los carruajes que muchos consideran como un atractivo turístico de la ciudad, y a los que recurren algunos visitantes para ‘paseos románticos’ por la ciudad amurallada.

No es romántico estar encima de un animal que ha estado expuesto a muchas horas de sol, sin hidratación y buena alimentación”, denuncio en aquel entonces el humorista, haciendo una invitación a sus seguidores a que se sumaran a la ola de presión para que la administración del alcalde William Dau Chamat emprendiera una serie de acciones encaminadas a la protección animal, que permitiera igualmente dar alternativas a los cocheros, que viven de su actividad, para que encontraran una forma de sustituir los carruajes de tracción equina.

El animal no tiene por qué sufrir este tipo de trabajos, y menos de mala alimentación, y maltrato”, sentenció en su momento la figura pública, quien ahora, también a través de sus redes sociales, pasó de la crítica a la acción, presentando su propuesta para hacer realidad dicha transformación.

Acompañado de un video y unas fotografías con el que sería el equipo de creativos y desarrolladores de su propuesta de carruaje eléctrico, Riaño explicó “esta es una nueva alternativa que seguirá siendo de los cocheros. Aquí nadie se va a meter en ningún negocio. Aclaró, además, que su propuesta no pretende incursionar personalmente en el negocio turístico en la Heroica, sino simplemente contribuir a la causa animalista.

“La idea es que me entreguen al caballo que nosotros nos encargamos de liberarlo y de sus cuidados. Es un proyecto hecho con todo el amor del mundo para mejorar las condiciones tanto del caballo, como de los mismos cocheros. El beneficio es para todos”, advirtió Riaño en un mensaje en el que etiquetó a algunas de las autoridades de Cartagena como el mismo alcalde Dau Chamat, el DATT Cartagena y la Corporación de Turismo de la capital de Bolívar.

Tras la publicación de esta propuesta, Riaño ha recogido una serie de aplausos y voces de apoyo y admiración por parte de los internautas, quienes celebran que la queja, expresada el pasado mes de enero, ahora, un semestre después, comience a mostrar una propuesta viable y tangible para la defensa de los animales, en una problemática que durante décadas se ha planteado en la ciudad.

El video publicado en enero por Riaño estuvo motivado a su vez por la difusión de unas imágenes que mostraban a un caballo, empleado en Cartagena para jalar coches, el cual se desplomaba debido al cansancio, y era levantado, a la fuerza, por varias personas, usando un madero situado debajo de su abdomen, con el objeto de que este pudiera estar nuevamente en pie para seguir trabajando.

En aquel entonces, Riaño había invitado a los turistas a dejar de utilizar ese tipo de vehículos; no obstante, había acusado la necesidad de encontrar alternativas que permitan a los trabajadores que viven de ello poder seguir obteniendo réditos del turismo, pero sin maltratar a los animales.

“La mejor forma de parar esto es que si usted es turista, y siente algo por los seres vivos, no se monte en estas carrozas”, afirmó en enero Riaño.