bogotá

Hallan cuerpo en descomposición sobre el río Tunjuelo en Kennedy, al sur de Bogotá

La persona sería un habitante de calle y habría fallecido hace más de 20 días. El cuerpo no tiene signo de tortura ni de violencia.


En la mañana de este martes, tras una llamada de alerta de la ciudadanía, las autoridades encontraron un cuerpo sin vida, en estado de descomposición, flotando sobre el río Tunjuelo, que está ubicado en la localidad de Kennedy, al sur de Bogotá.

El comandante de la estación de Policía de la zona, el mayor Luis Acosta, le aseguró a SEMANA que se trataría de un habitante de calle que, al parecer, habría sido arrasado por la corriente de agua.

“Era una persona que aproximadamente llevaba más de 20 días sobre el río Tunjuelo. El cuerpo estaba en bastante grado de descomposición. No tiene signos de violencia, quizás murió por inmersión, aunque obviamente toca esperar qué establece el dictamen de Medicina Legal”, señaló el mayor Acosta.

El uniformado añadió: “La persona habría sido arrasada por la corriente de agua junto con su chaza y quedó atascado en un palo. El cuerpo pudo haber sido arrasado desde aguas arriba. No presentaba disparos ni ninguna forma de violencia”.

Cuerpos envueltos en lona

El pasado 11 de mayo, Bogotá volvió a ser escenario de una escalofriante escena. Las autoridades encontraron dos cuerpos sin vida envueltos en lona y abandonados sobre una carreta en la localidad de Kennedy, al sur de la ciudad.

Los restos, en este caso, sí presentaban signos de violencia y al parecer fueron atacados con armas de fuego. Sin embargo, no estaban desmembrados.

Según las primeras indagaciones, fueron abandonados en el lugar en horas de la madrugada. Las víctimas serían de nacionalidad venezolana.

“Fueron, además, ubicados cerca a barrio Bella Vista. Allí, permanecieron tendidos sobre una carreta, no estaban desmembrados, pero sí presentaban signos de violencia por arma de fuego y arma blanca. Sabemos que son dos ciudadanos extranjeros”, aseguró, en su momento, a SEMANA el mayor Luis Acosta.

De acuerdo con el uniformado, las autoridades lograron identificar que se trataría de personas venezolanas porque una de ellas portaba un documento y porque al sitio se presentó la esposa de la otra víctima y lo identificó.

La aterradora escena fue descubierta cuando miembros de una patrulla de la Policía transitaban por el punto y fueron advertidos por una mujer residente del sector que desde una carreta.

“Los cuerpos fueron abandonados al parecer sobre las 2:30 a. m. Hasta el momento no tenemos información de cuáles pudieron ser los móviles, pero continuamos en investigación para esclarecer lo sucedido”, precisó el mayor Acosta.

Con estos dos cadáveres encontrados, se elevó a 13 el número de cuerpos sin vida que han sido abandonados en el espacio público en la capital del país entre abril y mayo.

En las últimas semanas, las autoridades han reportado once cuerpos abandonados en las localidades de Santa Fe, Los Mártires, San Cristóbal, Usme, Engativá, Kennedy y Teusaquillo.

Encuentran niño sin vida

Hay luto en una familia de Bogotá luego de que en uno de sus integrantes, un niño de nueve años, fuera hallado sin vida después de que saliera de su casa hacia una tienda, ubicada en el barrio San Joaquín, y nunca regresara.

Su familia reportó su desaparición el pasado viernes 13 de mayo y finalmente fue hallado muerto el domingo, cerca a un lago ubicado en la zona de Lucero Alto, localidad de Ciudad Bolívar.

Los restos del menor fueron hallados por el cuerpo de Bomberos, luego de que adelantaran operaciones de búsqueda en la zona. Información preliminar señala que el niño presentaba signos de maltrato y que algunas de sus prendas tenían rastros de sangre.

Por lo tanto, las autoridades judiciales dieron apertura a una investigación para establecer las causas puntuales de esta muerte que tiene consternada a la comunidad de Ciudad Bolívar.

El cuerpo fue trasladado a las instalaciones de Medicina Legal para su respectiva necropsia, la cual también revelará si habría sido, o no, abusado sexualmente, algo que la familia del niño no descartaría.