bogotá

“Las estrategias de seguridad de Claudia López no van por buen camino”: Lucía Bastidas

Para la concejal, las nuevas medidas establecidas desde la semana pasada en Bogotá pueden convertirse en paños de agua tibia que no den los resultados que se necesitan.


La concejal de Bogotá por el partido Alianza Verde, Lucía Bastidas, aseguró que las cifras del primer trimestre de 2022 comparadas con las de igual período de hace un año, evidencian que las estrategias de seguridad implementadas por la alcaldesa Claudia López no van por buen camino, pues siguen sin dar resultados.

Bastidas destacó que la comparación del primer trimestre de 2021 con el de 2022 muestra que aumentaron delitos como el hurto a personas, hurto a automotores, hurto a motocicletas. Y únicamente para el mes de marzo, también se incrementaron el delito sexual, las lesiones personales, el hurto a celulares, además del hurto a personas, a automotores y motocicletas.

Al comparar las cifras de la Secretaría de Seguridad de marzo con las de febrero de este año, la cabildante alertó por el incrementó en la tasa de homicidios y advirtió que de seguir este incremento, es probable que la administración López no logre la meta de reducir en 15 % los homicidios durante este año.

“Se reporta la cifra preocupante de 11 % más de homicidios de un mes a otro, en los que se han venido utilizando nuevas dinámicas para el crimen, que seguramente para el balance del mes de abril se verán reflejadas, pues en la última semana se encontraron 4 cuerpos sin vida (incinerados, con impactos de bala y con golpes de objetos contundentes) en las localidades de San Cristóbal, Los Mártires y en el límite entre Usme y Ciudad Bolívar. Si la meta de la Administración este año es disminuir en 15 % ese delito, las cosas no van por buen camino”, señaló Bastidas.

Para la cabildante del partido Alianza Verde, las nuevas medidas que comenzaron a regir esta semana para disminuir la ola de delincuencia, especialmente la que tiene como vehículo para operar las motocicletas, que buscan vincular –como lo ha pedido desde el Concejo– a los ciudadanos y al comercio, donde los propietarios de bares deben vincularse a frentes de seguridad y trabajar articuladamente con las autoridades; deben tener seguimiento y evaluación continua o, de lo contario, se convierten en paños de agua tibia que no dan los resultados que se necesitan.

“El llamado a la alcaldesa y a las entidades que están involucradas en la estrategia es a no abandonar el trabajo articulado, la información compartida, el uso de la inteligencia de manera permanente no solo para detectar, sino para desarticular y acabar con las bandas de microtráfico, bandas criminales, las dedicadas al sicariato, a la extorsión, las que tienen mercado de armas, venta de celulares robados, de partes de vehículos, motos y bicicletas y atacar sus sitios de operación para que no puedan seguir delinquiendo”, dijo la concejal.

Además, para Bastidas es necesario “priorizar también medidas para ver cómo se logra disminuir la violencia al interior de los hogares, cómo se protege a las mujeres en el espacio público, a los estudiantes que son víctimas del delito en los entornos escolares, en cómo asegurar la movilidad sostenible cuando no se garantiza todavía la seguridad en los desplazamientos”.

En síntesis, para la concejal de la Alianza Verde, “hay que trabajar más en la prevención y no quedarnos solo en la reacción”.

Hurto a personas se incrementó en 17 localidades

El hurto a personas entre enero y marzo se incrementó en 17 localidades de Bogotá de un total de 19, pues la Secretaría de Seguridad no refleja datos de Sumapaz, netamente rural.

Chapinero es la localidad en donde más se incrementó el número de hurto a personas, con 874 casos adicionales, al pasar de 1.433 hurtos en los primeros tres meses de 2021 a 2.317 casos en igual período de este 2022, lo que significó un incremento del 61,6 %.

No obstante, en número de casos, Chapinero se ubica en la cuarta posición y no está en el top tres de las localidades donde más hurto a personas se presentan. Las localidades en donde más robos a personas hubo entre enero y marzo de este año fueron: Kennedy con 2.965 casos (subieron 11,8 %), Suba con 2.940 hurtos (subieron 25,8 %) y Engativá con 2.802 (se incrementaron 7,2 %).

Las otras localidades en las que también subieron el hurto a personas fueron: Antonio Nariño (4,5 %), Barrios Unidos (24,1 %), Bosa (1,8 %), Fontibón (23,3 %), Los Mártires (15,3 %), Puente Aranda (3,2 %), Rafael Uribe (2,9 %), Santa Fe (37,6 %), Teusaquillo (33,8 %), Tunjuelito (9,5 %), Usaquén (8,8 %), La Candelaria (62,1 %) y Usme (11,4 %).

Por su parte, las únicas localidades en donde bajó el hurto a personas fueron Ciudad Bolívar y San Cristóbal, pero lo hicieron únicamente en 2,3 % cada una.