Se busca evitar casos de personas quemadas.
Tres hombres han resultados quemados. - Foto: Getty Images/500px

nación

En Santander confirmaron otro hombre quemado con pólvora, pese a que su uso está prohibido

En Bucaramanga, Barrancabermeja y Confines se han registrado los casos.

En menos de 72 horas se han reportado tres casos de personas quemadas con pólvora en el departamento de Santander, el hecho más reciente se registró en el municipio de Barrancabermeja, según indicaron las autoridades sanitarias.

En este tercer caso, el afectado, como en los anteriores, se trata de un hombre residente en la vereda Cascajera, zona rural del municipio. La víctima se encontraba manipulando un juego pirotécnico que terminó explotando en una de sus manos.

“El hombre, de 42 años, resultó afectado al manipular un explosivo tipo tote que afectó su mano derecha, fracturando dos de sus dedos y dejando graves heridas en su piel”, dijo Harold Durán, secretario de Salud de Barrancabermeja.

Tras el incidente, el hombre de inmediato fue auxiliado y trasladado hasta un centro médico en el caso urbano del Puerto Petrolero. Sin embargo, por la gravedad de las heridas, los médicos lo remitieron a hospital de mayor nivel en Bucaramanga.

“El personal médico tuvo que remitir al hombre a una clínica de la capital santandereana, ante la necesidad de realizar una cirugía reconstructiva por la gravedad de las lesiones”, añadió el funcionario.

Esta situación se presenta horas después del operativo de control que adelantaron las autoridades, para evitar la comercialización de pólvora y fabricación de la misma. En total fueron cerca de 20 millones de pesos, representados en 300 kilogramos de pólvora, incautados en Barrancabermeja.

“En operativos de registro y control en Barrancabermeja, en la vereda El Zarzal, nuestros uniformados logran la incautación y suspensión de la actividad de una fábrica ilegal de pólvora”, explicó el coronel Henry Ramírez, comandante de la Policía del Magdalena Medio.

Entre estos elementos incautados se encuentran voladores, papeletas, papa trueno, pólvora negra, mecha picada, culebras explosivas, truenos pequeños y mechas.

Los otros dos casos

El pasado lunes, 5 de diciembre, las autoridades sanitarias reportaron el primer caso de persona quemada con pólvora en este mes de diciembre. Se trata de un hombre de 32 años, quien sufrió lesiones en su mano cuando manipulaba estos juegos pirotécnicos.

“Se nos presenta un lesionado por pólvora, fue notificado en la ciudad de Bucaramanga. Se trata de un hombre de 32 años, quien presentó quemaduras de primer grado de la mano derecha, al manipular un volador y lo que se conoce es que estaba bajo los efectos del alcohol”, explicó Javier Villamizar, secretario de salud de Santander.

El ciudadano, por fortuna, se encuentra estable y no requiere de hospitalización para curar sus heridas. Sin embargo, las autoridades hacen un llamado a toda la comunidad para que ataquen las normas y eviten el uso de la pólvora en esta época de fin de año.

El miércoles, 6 de diciembre, la cartera de salud departamental confirmó el segundo caso de persona quemada con pólvora. Este corresponde a un hombre, de 26 años, del municipio de Confines, quien sufrió graves quemaduras y perdió algunos dedos de su mano derecha tras manipular un volador.

“Esta persona sufrió graves quemaduras y perdió algunos dedos de su mano derecha, luego de manipular un volador, al parecer estaba bajo efectos de sustancias alucinógenas”, afirmó el funcionario.

Por las graves quemaduras en la mano, el joven fue traslado al Hospital Manuela Beltrán del Socorro, donde recibe atención médica.

“La principal recomendación que le hacemos a la comunidad, en general, es acatar la prohibición de manipulación o venta de pólvora, porque se pueden presentar situaciones como estas que pueden dañar las fiestas de navidad para las familias a las que hacen parte estas personas víctimas de la pólvora”, agregó el funcionario departamental.