nación

Por tercera vez intentaron asesinar a líder social en Barrancabermeja, un hombre resultó herido

El atentando estaría relacionado con una venganza por las denuncias que ha hecho la líder.


En las últimas horas, Yuli Velásquez, líder social y directiva de la Asociación de Pescadores de Santander (Fedepesan), fue víctima de un atentado perpetrado por sicarios cuando se encontraba en un establecimiento comercial, ubicado en el municipio de Barrancabermeja (Santander).

La violenta situación se registró en el restaurante el Rancho, ubicado sobre el corredor vial que conduce hacía el Corregimiento El Llanito, hasta donde llegaron dos sicarios a bordo de una motocicleta e intentaron acabar con la vida de Yuli, que estaba reunida con otros funcionarios de la federación y su escolta.

De acuerdo con la líder, una vez finalizada la reunión y tan pronto salió del establecimiento, aparecieron los criminales, quienes hirieron a su escolta, César Rodríguez, cuando intentó protegerla.

“El tesorero de Asopescasan me iba hacer el favor de llevarme en la camioneta de él, cuando salí del establecimiento para informarle a mi escolta y que me siguiera, llegaron dos sicarios, uno se baja de la motocicleta, saca el arma de fuego. Enseguida, el escolta me gritó: ‘Yuli, corra’, me regresé hacia el establecimiento, pero me caí. Cuando levanté la cabeza y miré el escolta estaba tendido en el piso”, narró Yuli Velázquez.

Rodríguez, quien es funcionario adscrito a la Unidad Nacional de Protección (UNP), recibió un impacto de bala en el rostro. Mientras que Velázquez, por fortuna, resultó ilesa.

Tras el atentado, la mujer de inmediato alertó a las autoridades, pero asegura que no respondieron de forma oportuna a su llamado. “Grité pidiendo auxilio, llamé al cuadrante de la Policía y no llegó, la ambulancia tampoco, entonces con mis compañeros trasladamos a Cesar a la clínica más cercana”, agregó la líder social.

El escolta fue internado en la clínica La Magdalena de Barrancabermeja, donde se encuentra estable y bajo observación médica.

Al parecer, el atentando sería una venganza por las denuncias que ha realizado esta líder sobre la problemática ambiental y el vertimiento de desechos a la Ciénaga San Silvestre y Palotal del Puerto Petrolero. Por ello, hace un llamado a las autoridades brinden mayor seguridad y garantías a los líderes de esta región santandereana.

“El llamado es a la UNP, al presidente Iván Duque para que analice y dé directrices para evitar estos acontecimientos, porque este ya es el tercer atentado que sufro. Como mujer lideresa siento mis derechos vulnerados, no he tenido una buena protección por parte del estado, simplemente se hacen los indiferentes y no valoran el trabajo que realizamos como líderes defensores de derechos humanos y cuidadores de la vida, como lo es el agua”, expresó Velázquez.

Varias organizaciones de Santander, entre las que se encuentran la Corporación Observatorio de Desarrollo Territorial, la Corporación San Silvestre Green, CorpoPlanet y la Corporación Regional Yariguíes–Grupo de Estudios Extractivos y Ambientales del Magdalena Medio (CRY GEAM), entre otras, solicitaron a las autoridades proteger la vida de las personas que defienden la naturaleza, los derechos de los pescadores, campesinos y habitantes de la ruralidad, así como a las comunidades que se oponen y rechazan la implementación de los proyectos piloto de fracking.