Tendencias
La alcaldesa Claudia López condecoró al presidente Iván Duque con la Orden Civil al Mérito, que es la distinción más alta que la capital del país le entrega a un ciudadano.
La alcaldesa Claudia López condecoró al presidente Iván Duque con la Orden Civil al Mérito, que es la distinción más alta que la capital del país le entrega a un ciudadano. - Foto: Alcaldía de Bogotá

política

De las fuertes críticas a la ‘luna de miel’: así cambió la relación de Claudia López con Iván Duque

Recién llegada a la Alcaldía, López lanzaba duros cuestionamientos contra el jefe de Estado. Hoy, a pocos días de terminar su gobierno, la alcaldesa despidió al presidente Duque por lo alto y lo condecoró.

Este jueves 4 de agosto, el presidente Iván Duque y la alcaldesa Claudia López suscribieron el convenio de cofinanciación que garantiza los recursos para la construcción de la segunda línea del Metro, la Troncal de la Calle 13, la nueva ALO Sur, la ampliación de la Carrera Séptima y la ampliación de la Autopista Norte.

Se trata de una especie de cheque que firmó el presidente Duque por 39 billones de pesos por los próximos 10 años para garantizar la financiación y ejecución de estos importantes proyectos de movilidad para la capital del país.

Durante el encuentro, la alcaldesa agradeció al jefe de Estado su compromiso con Bogotá y la mayor inversión que la Nación le ha entregado a la ciudad en la historia.

“Todo Bogotá debe saber que hoy, a dos días de celebrar el cumpleaños 484 de nuestra ciudad, Bogotá recibe, del presidente bogotano más joven en la historia, la mayor inversión para movilidad en infraestructura y movilidad sostenible de la historia”, dijo López.

Incluso, en el evento, López condecoró al primer mandatario por su esfuerzo para lograr la financiación para la segunda línea del metro en la ciudad.

“Esta orden civil al mérito es la distinción de más alto nivel que la ciudad le ofrece a ciudadano alguno. Usted es bogotano y el presidente más joven que ha tenido el país y el que le deja la inversión más grande en la historia, que le va a cambiar la vida a millones de personas humildes en nuestra ciudad y en nuestra región”, afirmó López cuando condecoró al presidente Duque.

Momento en el que la alcaldesa López le entrega la condecoración al presidente Iván Duque.
Momento en el que la alcaldesa López le entrega la condecoración al presidente Iván Duque. - Foto: Tomado del Twitter @ClaudiaLopez

De esta manera, faltando tan solo tres días para terminar su gobierno, Claudia López despidió al presidente Iván Duque por lo alto, y cierra con él una relación en muy buenos términos o de ‘luna de miel’.

Pero no siempre fue así. Al principio, cuando llegó a la Alcaldía, López se despachó en más de una oportunidad en contra del primer mandatario por el manejo de la pandemia del covid-19.

En un primer momento, López dejó en evidencia su molestia por cuenta del decreto que fijó la cuarentena nacional y que la mandataria calificó de “laxo”.

Cuando los colombianos más necesitaban a sus gobernantes unidos, los liderazgos de la Casa de Nariño y el Palacio de Liévano se vieron enfrentados.

La tensión nació cuando el Ministerio del Interior expidió el Decreto 418 para centralizar las decisiones en cabeza del presidente de la República. De inmediato, los observadores interpretaron la norma como una abierta desautorización a la mandataria, que había ejercido liderazgo a la hora de tomar medidas para contener la propagación del virus.

A la firma del decreto, López respondió: “Este no es el momento de las competencias y las vanidades infantiles, sino de cuidarnos”.

A la pulla de la mandataria, Duque respondió con el mismo tono: “Aquí no hay espacio para peleas, vanidades ni disputas; lo que buscamos es que las regiones trabajen de manera coordinada con la autoridad sanitaria”.

A lo largo del 2020, en medio de la pandemia, los cuestionamientos de Claudia López al presidente Duque fueron constante, a tal punto de señalar abiertamente que había “cobardía” y “falta de liderazgo”.

Posteriormente, en el año 2021, en medio del estallido social que afectó a gran parte del país y en donde Bogotá sufrió los ataques de la primera línea, las pullas de Claudia López al presidente Duque se hicieron más fuertes y como era de esperarse, el presidente respondió a sus cuestionamientos.

Cabe recordar que cuando inició el paro, el jefe de Estado propuso un gran diálogo nacional para buscar salidas a las exigencias de los protestantes e inicialmente convocó a los alcaldes de las diferentes ciudades capitales a una reunión con en la Casa de Nariño.

Al salir de ese encuentro, López señaló: “Los que llevan en la calle ocho días son los jóvenes. Son los jóvenes que hoy no estudian, no trabajan, se ven sin futuro. Son los últimos en el empleo, son los últimos en la educación, son los últimos en la vacunación”.

Y agregó: “Buena señal que quiera dialogar, pero el diálogo de yo con yo no sirve. Yo no digo que no se dialogue con el Congreso, con los alcaldes, con los partidos. Pero con los principales protagonistas de esta movilización que son los jóvenes es como lo obvio”.

Aunque efectivamente el Gobierno Nacional en su momento adelantó varias mesas de diálogo en las regiones, en algunos puntos del país, principalmente en Bogotá y Cali, las afectaciones al orden público se fueron acrecentando.

Ante ese panorama, el presidente Duque, se despachó en un fuerte discurso en contra de la señalada “primera línea”, que ha cogido fuerza en medio de las manifestaciones del paro nacional. Señaló que sus integrantes son criminales por amenazar el servicio público de transporte y a sus pasajeros. Para la fecha, su pronunciamiento fue recibido como una pulla a la alcaldesa López por no garantizar el orden en la capital.

El jefe de Estado indicó que los gobernantes no pueden legitimar “islas de anarquía”, por los hechos vandálicos que se registraron en varias regiones del país, especialmente en Bogotá.

“Para que quede claro que aquí no puede haber gobernantes locales que legitimen islas de anarquía o que terminen también empoderando a quienes pretenden amenazar la estabilidad, el orden institucional y los derechos colectivos e individuales de los colombianos”, sostuvo Duque en su momento.

Ya en el 2022, Claudia López mejoró su relación con el presidente Duque y lo empezó a elogiar y agradecer por su compromiso con la capital del país.

En el pasado mes de abril, López agradeció a Duque por su gestión para la financiación y el desarrollo frente a movilidad en la capital del país.

Gracias Presidente Iván Duque. En su gobierno se ha financiado, contratado e iniciado la mayor inversión en movilidad sostenible en la historia de Bogotá: la primera línea de metro, la ampliación de la Autonorte, Carrera séptima, ALO Sur. Y pronto la segunda línea de metro y la calle 13!”, dijo la alcaldesa.

Y hoy, en el que se podría catalogar como el último gran evento público del presidente Duque en Bogotá ejerciendo como jefe de Estado, la alcaldesa López le reconoció su trabajo, ese mismo que al principio le cuestionaba y hasta lo condecoró con la más alta distinción que se otorga en la ciudad.