Tendencias
Colombia es el mayor exportador de café suave del mundo y le apuesta cada vez más a mejorar la calidad y selección de sus granos.

café

Con aroma de mujer: así mejora Colombia su oferta de cafés especiales

Pese a la caída de la producción nacional, los altos precios del grano están dando la mano a los caficultores nacionales. A eso se suma un aumento del consumo local, gracias al creciente teletrabajo.

Hasta mañana sábado se lleva a cabo la exposición de cafés de Colombia, una de las convenciones cafeteras más importantes de la región. En medio del evento el presidente de la Federación Nacional de Cafeteros (FNC), Roberto Vélez, anunció que para el próximo año, por primera vez, la feria contará con un invitado internacional. Brasil se unirá a Colombia en la exposición de cafés especiales de 2023.

Los cafés especiales son aquellos diferenciados por características de origen, preparación o sostenibilidad en su producción, por lo que la cadena de valor es de suma importancia. Desde la federación se ha motivado e impulsado a los productores locales para que, con buenas prácticas en el cultivo, logren potenciar su café y llevarlo a un nivel de calidad superior, por el que puedan generar mayores rentabilidades.

También se promueve la vinculación de asociaciones de productores a este tipo de programas para fortalecer la rentabilidad del cultivo y la sostenibilidad de la finca, y se brinda asesoría técnica especializada para que los productores cumplan con los requisitos exigidos por los diferentes sellos y códigos de conducta, y obtengan la certificación o verificación que acredite su café como sostenible.

Para cumplir con esos propósitos, la FNC ha apuntado a fortalecer y premiar el aporte de las mujeres a la producción de cafés de calidad. En la inauguración de la exposición fueron premiadas cuatro mujeres cafeteras por sus aportes a la sostenibilidad ambiental, al mejoramiento de la calidad y liderazgo cafetero, nacional e internacional.

Entre todos los caficultores colombianos, se estima que hay más de 160.000 mujeres productoras y otras 1.300 lideresas gremiales. Magola Ramírez, de Villamaría (Caldas), fue premiada en gestión ambiental; Rosalba Zapata, de Jambaló (Cauca), recibió el reconocimiento en caficultura de liderazgo; Mildred Niébles, de Santa Marta, en calidad y mejoramiento, y Venusia Nogueira, primera mujer en ser nombrada directora ejecutiva de la Organización Internacional del Café (OIC), en liderazgo internacional.

Una de las preocupaciones actuales en el gremio cafetero es la baja de la producción. Según Vélez, es probable que para este año Colombia cierre la temporada 2022 con una producción cercana a los 12 millones de sacos de café, una disminución de casi el 15 % respecto a la producción de 2020 (13,9 millones de sacos). Sin embargo, por la baja en la producción de Brasil, la devaluación del peso colombiano y otros factores relacionados, el precio del café en la bolsa de Nueva York llegó a poco más de dos dólares por libra en agosto de este año. El grupo de los suaves colombianos también presentó una variación positiva del 3,4 % y se ubicó en 2,95 dólares por libra.

Esas variaciones han permitido que, con menos producción, las exportaciones del grano le hayan representado más dinero a Colombia. Por ejemplo, en el informe de gestión de 2021 publicado por la FNC, “Con este precio, el valor de la cosecha cerró el año (2021) en 10,8 billones de pesos, 20 % más que el récord de 2020″. Eso significa que, con una producción menor (en 2021 la producción cayó en más de un millón de sacos respecto a 2020), el país percibió mayores ingresos por la exportación.

¿Se puede hablar de bonanza cafetera?

En rueda de prensa, Roberto Vélez, gerente general de la Federación Nacional de Cafeteros dijo que no es bonanza lo que se ve hoy en día: “¿Por qué no cogen el precio de 1975, cuando la bolsa cotizaba en tres dólares por libra, y lo proyectan a hoy? Si hacemos eso, sería un precio casi de 14 dólares actuales. No hay bonanza, estamos todavía muy lejos de eso”.

Sin embargo, destacó que el café colombiano sí pasa por un buen momento, a pesar de la baja en la producción. “Por la calidad del café que se produce podemos aprovechar mejor las primas extra por ese concepto, nuestro café, por su calidad y lo que ha logrado ganar en el mercado internacional tiene una prima de 70 a 80 centavos, y el precio del dólar ha hecho que el productor tenga precios de venta de 2.400.000 pesos o más, que es una cifra favorable y deja una rentabilidad acorde a lo que necesita”, dijo.

Respecto a la caída en la producción, Vélez dijo que la causa principal de esa baja ha sido el fenómeno de La Niña, por lo que el café, además, no ha sido el único cultivo afectado. “Hasta el momento la expresión más clara del cambio climático ha sido el fenómeno de La Niña, ya son dos años de falta de luminosidad, de temperaturas bajas y todo lo que las lluvias implican. De un potencial que tiene Colombia de 14 o 14.5 millones de sacos ya dijimos que vamos a llegar a 12, es decir una disminución como de un 15-16%. La pregunta, es ¿qué sigue? Desafortunadamente los países tropicales van a ser los que más van a sufrir, y eso incluye a Colombia. Nos tenemos que preparar y nosotros hemos trabajado para que el café sea más resistente al sol y que aguante más épocas de poca agua, pero mucha agua, como me dijo alguien cuando yo arranqué, el café lo único que no sabe es nadar entonces, entonces nos toca ver cómo convivimos con esto”.

Además, uno de los mejores indicadores para los cafeteros fue el crecimiento del consumo interno en el 2020, pues se presume que por la necesidad de trabajar desde sus hogares, los colombianos elevaron el consumo habitual del café. “El tema del consumo interno está muy relacionado con el precio del café, que está al alza. Hay que ver que todavía los colombianos nos negamos a pagar un café en su verdadera dimensión; entonces, quién quiere un café barato no toma un café de calidad, pero yo creo que poco a poco y nuevamente el tema de la pandemia, nos ayudó mucho para que la gente se diera cuenta y despertara sobre la calidad del café de su país. Nosotros nos mantenemos haciendo promoción a escala de gente joven por los medios alternativos y digitales, dándole a los muchachos, un poco de elementos para que vayan y se metan en la cultura y en el café, pero de buena calidad”, dijo Vélez.

Mujeres cafeteras: la cara del café colombiano

Según datos de la federación, el 30 % de los predios cafeteros están en cabeza de mujeres. “Las mujeres son protagonistas en todas las líneas de la cadena productiva, somos tal vez el único gremio del país que tuvo una política en redes de identidad de género aprobada por la junta directiva. Son fundamentales para el proceso y el crecimiento del café de Colombia” afirmó Vélez.

Actualmente el café Colombia es reconocido por su calidad, pero, dice Vélez, muy pocos saben que dentro de Colombia hay una variedad enorme de perfiles de tazas, de sabores, de aromas y más. Esta es una buena oportunidad para que tanto los colombianos como los extranjeros vengan, prueben y compren nuestros cafés.

Uno de los recomendados de la feria es el café de la Sierra Nevada de Santa Marta, premiado en múltiples ocasiones como uno de los más representativos del país. De hecho, Mildred Niébles, ganadora del premio a la calidad, se destacó por su cultivo en la Sierra Nevada de Santa Marta, que luego exporta a Berlín. Ella se llevó los elogios de los expertos, pues el grano que produce para el mercado tiene un sabor dulce y es apetecido en Japón y otros países de Asia por su bajo nivel de acidez.

En la edición 2022 de Cafés de Colombia Expo habrán espacios académicos, comerciales y culturales, en los cuales se generarán intercambios de conocimientos entre participantes del sector, establecimiento de contactos y la realización de negocios, todo ello para aumentar el posicionamiento de las marcas de café colombiano.

Por otro lado, en el marco de la feria se estará realizando el XVI Campeonato Colombiano de Baristas, competencia avalada por la World Coffee Events. Además, tendrá lugar el XI Campeonato Colombiano de Catadores, concurso que evalúa la velocidad, habilidad y precisión de las personas para identificar diferencias en el sabor del café.

El evento inició el 5 de octubre y finalizará el próximo sábado 8 de octubre. La boletería está disponible online o en taquillas de Corferias por un valor de 24.000 pesos por persona.