gente

El secreto del actor de ‘Stranger Things’ para perder 35 kilos

El actor comenzó pesando 122 kilos y terminó con 86.


El fin de semana anterior se estrenó el volumen 2 de la cuarta temporada de Stranger Things en Netflix, y además de las múltiples sorpresas con la trama de la serie que llega a su final, uno de los detalles que más impactó fue la apariencia de uno de los personajes más queridos e importantes de la producción, el jefe de policía de Hawkins, Jim Hopper.

David Harbour, actor que representa a Hopper en la serie, tuvo que pasar por una rutina de ejercicio y dieta estricta para ajustarse al guion. Esto debido a los cambios que ha tenido el personaje, ya que durante los últimos ocho meses de la producción habría estado secuestrado en una base soviética realizando trabajos forzados.

Así entonces, en medio de una entrevista para el programa Breakfast de la BBC, Harbour reveló cuál había sido el plan que siguió para bajar los más de 30 kilos durante los últimos meses para las grabaciones de la aclamada serie.

Al final de la tercera temporada pesaba unos 122 kilos, y cuando llegamos a esta temporada pesaba 86″, comenzó diciendo el actor en medio de su intervención, recalcando el drástico cambio que sufrió para poder encajar su cuerpo con las inclemencias que sufrió Hopper bajo las manos de los soviéticos.

“No es fácil, hay que dejar de comer cuando se pierde tanto peso y pasar hambre. Ese es el secreto, si tienes curiosidad por saber el secreto de la dieta, es simplemente no comer”, continuó contando el actor en el programa mencionado, revelando el que sería el secreto para bajar tanto de peso, agregando que estuvo en manos del entrenador personal conocido como Don Saladino.

El atroz crimen en el que se inspiró un personaje de ‘Stranger Things’

La serie de suspenso Stranger Things estrenó su cuarta temporada en la plataforma de streaming Netflix y ya es tendencia en el mundo por los millones de personas que esperaban ansiosas por saber qué pasaría entre Eleven y sus amigos.

Con el desarrollo de la serie se han conocido algunos detalles sobre la inspiración de los creadores para algunos personajes, especialmente aquellos que tienen un enfoque más oscuro en su personalidad.

Tal es el caso del personaje de Eddie Munson, interpretado por el actor Joseph Quinn, a quien culpan de la muerte de Crissy, Fred y Patrick.

Munson es un personaje que se inspiró en una historia de la vida real. Se trata de la muerte de tres niños de ocho años, Christopher Byers, Michael Moore y Stevie Branch, que fueron asesinados a sangre fría en West Memphis, Arkansas, en 1993.

Los tres menores salieron en sus bicicletas una tarde, pero al caer la noche no regresaron. Sus padres reportaron la desaparición y sus cuerpos desnudos fueron encontrados por la Policía junto a un lago.

En ese momento, Estados Unidos vivía en una histeria colectiva debido a los múltiples casos de asesinos seriales que se reportaban a lo largo del territorio, así como los crímenes relacionados con actos o rituales satánicos.

En medio de este panorama se pensó inmediatamente que los menores habían sido parte de uno de esos rituales. Los cuerpos de los pequeños se encontraban atados de pies y manos y habían sido torturados. De hecho, a uno de los cuerpos le mutilaron los genitales.

Pensando que se trataba de un crimen relacionado con el satanismo, las autoridades arrestaron a un joven llamado Damien Echols, que era conocido en la ciudad por tener algunos gustos algo “oscuros”, pues era amante del rock pesado y practicaba una religión conocida como Wicca.