gente

¿Nuevo romance de Sara Uribe? Este sería el futbolista que habría flechado a la modelo

La modelo antioqueña tuvo un hijo con el futbolista colombiano Freddy Guarín.


A la modelo y presentadora paisa Sara Uribe todo parece indicar que cupido la volvió flechar. Recientemente, la expareja de jugador colombiano Freddy Guarín recibió un ramo de flores y empezó la intriga por parte de sus seguidores sobre quién se lo había enviado.

La antioqueña hizo alarde del ramo de flores en días pasados, publicando una fotografía en su cuenta de Instagram.

Sin embargo, en medio de un video en Instagram al que ella tituló ‘Respuestas incómodas para gente incómoda’, patrocinado por una marca de bebidas, dejó al descubierto el hombre que le envió el pomposo ramo de flores.

En medio del video una persona que se encontraba grabando con Sara Uribe le transmitió una pregunta que le hizo uno de sus seguidores: “¿Estás soltera o tienes arrocito en bajo?”.

Ante esa pregunta, Uribe respondió sin mostrar mayor interés que “ni el agua la han puesto en la olla”.

No obstante, hubo una contra pregunta que sin duda empezó a aclarar todo cada vez más: “¿Y entonces quién te regaló las flores?”. La modelo sonrió y dijo: “No es de España, pero está cachondo”.

Horas después de haber quedado publicado el video, el panorama para los seguidores de Sara Uribe se empezó a aclarar más, pues sencillamente apareció el hombre que le habría regalado el ramo de flores. Se trata de Édgar Méndez, un futbolista español del Deportivo Alavés, quien comentó el clip con dos emojis; un corazón y una rosa.

Sin dudarlo, Sara Uribe le respondió al futbolista, nombrando su cuenta: “y me encantaron GRACIAS”. Mensaje que fue acompañado por una carita feliz y unas flores.

Por lo tanto, las reacciones tras el coqueteo entre la modelo y el futbolista no se hicieron esperar: “Yo cuando vi esas flores tan bien empacadas me imaginé que venían de lejos (...) Qué bonito, no vemos la hora de verlos juntos. @sara_uribe es hermosa y es una chica muy agradable, la van a pasar muy bien (...) ese hombre supera a Guarín en esta vida y en todas las demás, qué cachondo más bello (...) wow que bacano y que chévere sería verlos juntos, eres luz y fuente de inspiración para muchas mujeres en este país, de los errores se aprende pero también ayudan para levantarse con más fuerza”, comentaron algunos seguidores de Sara Uribe.

Hace algunos meses, la modelo y presentadora Sara Uribe reveló que durante un tiempo estuvo en terapia psicológica por depresión, una enfermedad que incluso aumentó por la pandemia del coronavirus.

“La depresión y las enfermedades mentales son eso: enfermedades muy serias y hay que tratarlas, prestarles atención y buscar ayuda. Pedir ayuda y buscarla no te hace más débil, por el contrario: te hace una persona valiente que se da cuenta de lo que necesita. Así que si sientes que no puedes más, que no tienes fuerzas y que tu mente se está apoderando de ti, busca ayuda”, detalló en su momento la también expareja sentimental del futbolista Fredy Guarín.

Ahora, Uribe decidió hablar nuevamente sobre la depresión que padeció y en esta oportunidad dio más detalles de lo que estaba ocurriendo en su vida y cómo se manifestó esta situación de salud mental.

En una historia en su cuenta de Instagram, la modelo explicó que pasó “por un tema de depresión, pero no quiere decir que en este momento esté depresiva o triste. Ahora atravieso por el mejor momento de mi vida y le agradezco mucho a Dios porque pude salir de eso, busqué expertos, busqué a Dios, pero fui a buscar personas expertas para que me ayudaran”.

En ese sentido, contó su experiencia al iniciar un tratamiento para enfrentar su enfermedad: “Cuando uno dice que empezó un tratamiento y que buscó ayuda le dicen: ‘¡ay, se enloqueció!’, y puede que sí porque no estaban funcionando mis hormonas como era, y conozco gente que ha tenido que internarse para buscar refugio y personas que los asesoren, como a mí.

Además, mencionó que la enfermedad la llevó al punto de pedir a sus médicos en varias ocasiones que le recetaran medicina para poder comer y dormir, pues advierte que ni siquiera quería seguir viviendo por cuenta de la fuerte situación de salud por la que estaba atravesando.

“Yo le decía: ‘necesito que me mandes droga así como si fuera un dolor de cabeza porque no estoy comiendo ni durmiendo, me estoy enloqueciendo, y ya probé esa pastilla que me enviaron y eso no me gusta y no me siento yo, me siento rara, no me siento feliz’ (...) Antes se me caía el pelo, se me quebraran las uñas, la piel era fea, mis ojos no brillaban, me veía a un espejo y no me sentía bonita, me dolían los huesos y no podía caminar, no quería vivir y por lo único que quería luchar era por Jacobo (su hijo) y se me olvidaba que lo primero soy yo y después lo que venga”, agregó.