bogotá

Claudia López: promesas incumplidas y contradicciones en sus dos años de gobierno

En campaña, por ejemplo, la entonces candidata prometió que iba a ser la comandante en jefe de la Policía; que no iba a subir el pasaje de TransMilenio; que no extendería el pico y placa, entre otras. Pero, ya en el Palacio Liévano, hizo lo contrario.


Esta semana, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, rindió cuentas de sus dos años de gobierno. Allí destacó algunos de sus logros en medio de los efectos de la pandemia del covid-19.

Según la mandataria, por la llegada del coronavirus, su administración se vio obligada a poner en marcha dos programas de gobierno: uno, el que le impuso el virus, debido a los graves problemas de hambre, desempleo y crisis sanitaria, y otro, el que inscribió como candidata a la Alcaldía.

Dos años después de su llegada al Palacio Liévano, una cosa es no haber podido cumplir hasta ahora con lo que estableció en su plan de gobierno, y otra muy diferente es incumplir lo que prometió en campaña. Aquí hay 10 ejemplos de promesas incumplidas y contradicciones de la mandataria.

1. Pico y placa

Siendo candidata, a Claudia López le preguntaron qué haría con el pico y placa. Respondió que lo haría más flexible, pero en ningún momento propuso que lo extendería durante todo el día.

En enero de este año, a la mandataria se le olvidó su promesa y amplió el pico y placa de 7 a 15 horas diarias.

Con dicha ampliación, se promovió la figura del carro compartido y el pico y placa solidario, medidas que, aunque han mejorado la movilidad en horas valle, en horas pico han generado todo lo contrario.

Si la idea de Claudia López era sacar de circulación a cerca del 50% del parque automotor para contrarrestar los efectos en los frentes de obra, la realidad ha sido diferente en muchos puntos de Bogotá.

2. TransMilenio por la avenida 68

“Ni voy a hacer TransMilenio por la Séptima, a diferencia de otros candidatos, ni voy a hacer el de la (Avenida) 68 porque esa plata la voy a utilizar para más metro en Bogotá”. Esas fueron las palabras de Claudia López, en el 2019, en su campaña a la Alcaldía.

¿Qué ocurrió? En enero de 2020, a pocos días de haberse posesionado, el IDU adjudicó la construcción de la troncal avenida 68, alimentadora de la primera línea del Metro, cuyo recorrido inicia en la Autopista Sur y finaliza en el carrera 7a. con calle 100.

El proyecto de la av. 68 tiene una longitud de 17 kilómetros y atraviesa 10 localidades: Kennedy, Tunjuelito, Puente Aranda, Fontibón, Usaquén, Chapinero, Suba, Engativá, Teusaquillo y Barrios Unidos. Las obras avanzan en el 5% de ejecución.

¿Por qué la entonces candidata prometió lo que sabía que no podía cumplir? ¿Por pura campaña política? Expertos han concluido desde hace años que la troncal de TransMilenio en la avenida 68 es vital para mejorar la movilidad de Bogotá. Además, forma parte del proyecto de la primera línea del metro de Bogotá, al ser una troncal alimentadora.

3. Grupo Energía Bogotá

En campaña, Claudia López, aseguró que vender acciones del Grupo Energía Bogotá (GEB) le parecía una “torpeza”.

Luego la realidad fue otra. En noviembre de 2021, el GEB inició las gestiones ante la Superintendencia Financiera de Colombia para vender el 9,4 % de las acciones de la compañía en poder de la ciudad.

Bogotá tiene el 65,68% de las acciones del GEB y, con la venta del 9,4% de las acciones, la compañía va seguir siendo pública y no será privatizada.

La venta de las acciones se dan en el marco del Decreto 706 de 2017, en el que se autorizó al Distrito a enajenar hasta el 20 % del total de las acciones que tiene en la compañía, y el 9,4% que se busca vender es el remanente que queda.

Sin embargo, es en la administración de Claudia López que el GEB va a buscar vender esas acciones adicionales.

4. Metro subterráneo

En campaña, Claudia López cuestionó al entonces alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, por haber botado, según ella, el “metro subterráneo a la basura”. Incluso promovió acciones legales para torpedear el contrato del metro adjudicado por Peñalosa.

Ya posesionada, dio inicio a la megaobra que dejó contratada Peñalosa y ahora destaca sus bondades. Eso le ha generado divisiones en el Polo Democrático, un partido que avaló su candidatura a la Alcaldía y que ya se declaró en oposición en el Concejo.

5. Tarifas de TransMilenio

La candidata Claudia López prometió hasta el cansancio que no iba aumentar la tarifa de TransMilenio ni la del SITP. En campaña decía que iba a concretar una negociación con los operadores para renegociar los contratos.

Sin embargo, como alcaldesa electa, cambió el discurso y dijo que “no iba a caer en populismos y que de ser necesario aumentar la tarifa, lo iba hacer”.

A partir del 11 de enero de 2022, la tarifa se incrementó en $150 pesos tanto en los buses troncales como zonales a $2.650 y $2.450, respectivamente. Otra promesa que incumplió.

6. Impuesto predial

En 2019, la candidata Claudia López afirmó que iba a congelar el incremento de la tarifa del impuesto predial en Bogotá. En el primer año sí se congeló, pero por la llegada de la pandemia. En el 2022 el predial aumentará.

La Secretaría Distrital de Hacienda anunció en diciembre que para este año el impuesto predial aumentará en aproximadamente 4,9% en 6.700 inmuebles.

7. Inseguridad

Siendo candidata, y de forma vehemente, Claudia López decía que iba a ser la comandante en jefe de la Policía y que iba a poner a “temblar” a los delincuentes. Nada de eso ocurrió. Los delincuentes tienen azotada a Bogotá y lo que ha hecho la alcaldesa es pelear con los policías, con el Gobierno Nacional y, en muchas ocasiones, ha tratado de evadir sus responsabilidades en esta materia.

Los indicadores de los delitos de alto impacto aumentaron significativamente en 2021. En TransMilenio y en los buses del Sitp, por ejemplo, los atracos son frecuentes y ni hablar el robo a automotores que se disparó hasta en un 40%.

De hecho, de acuerdo con la encuesta de percepción y victimización de la Cámara de Comercio de Bogotá, la capital del país se raja y tiene los peores indicadores de seguridad de los últimos seis años.

El 88 % de los ciudadanos cree que la inseguridad aumentó en la ciudad. Ese indicador aumentó 12 puntos porcentuales frente a 2020, cuando la percepción de inseguridad era del 76 %.

Para 2019 la percepción de inseguridad era del 60 %, mientras que en 2015 era del 51%, esto quiere decir que en seis años, la percepción de inseguridad aumentó 37 puntos porcentuales.

8. Derroche en su imagen

Claudia López prometió que no iba a gastar un solo peso en campañas para mejorar su imagen.

Con las encuestas en contra y el 65% de los ciudadanos desaprobando su gestión, según la más reciente encuesta de Invamer, Claudia López ha invertido recursos públicos para tratar de mejorar su imagen, algo que criticaba siendo candidata.

Así se desprende de una denuncia que hizo Gabriel Santos, representante a la Cámara por Bogotá. El congresista, del Centro Democrático, reveló cuatro millonarios contratos que la mandataria suscribió para contrarrestar su alta impopularidad.

Se trata de contratos para hacer publicidad, estudios de opinión pública y mejorar la imagen de la gestión de la alcaldesa. En total, el dinero público invertido en este fin ascendería por lo menos a 30.000 millones de pesos.

9. ¿Talento, no palanca?

Siendo alcaldesa, Claudia López aseguró que en su gobierno iba a haber talento y no palanca, sin embargo, la situación ha sido diferente. Ha habido denuncias por presunto clientelismo con concejales y con el precandidato presidencial Carlos Amaya.

Al POT le lloverán demandas y, seguramente, puede correr la misma suerte del de Petro, declarado nulo por el Consejo de Estado.
Claudia López emitió el POT por decreto a pesar de las voces en contra que le pedían que lo volviera a radicar en el Concejo. - Foto: guillermo torres-semana

10. POT por decreto

Y sin duda, una de las principales contradicciones tuvo que ver cuando expidió el POT por decreto. Hizo lo que tanto criticaba. En su momento, cuando fue elegida como alcaldesa, le pidió al entonces alcalde Enrique Peñalosa que no expidiera el POT por decreto, porque no era un buen mensaje. Pero ella sí acudió a esa figura, en medio de las fuertes críticas de expertos y gremios en Bogotá.

Seguramente habrán más promesas incumplidas de Claudia López, pero estas diez son el reflejo de cómo lo que decía la entonces candidata no se concretó durante su mandato en Bogotá.