nación

Rodeado de hombres armados y con música, así fue despedido integrante del ELN en Tibú

Durante el fin de semana se registraron múltiples hechos de violencia en esta región del Catatumbo.


Este martes se cumplieron las exequias de un hombre, integrante del ELN, quien murió en medio de una operación militar durante el fin de semana en el municipio de Tibú, departamento de Santander. La polémica situación quedó registrada en video.

El hecho ocurrió en el corregimiento de Campo Dos, hasta donde llegó un grupo de hombres armados, quienes escoltaban el carro fúnebre. De acuerdo con la grabación, que se difundió en redes sociales, estos sujetos –compañeros del fallecido– detuvieron el vehículo y bajaron el féretro.

Luego lo ubicaron frente a un establecimiento comercial, mientras uno pone encima del ataúd una bandera del ELN, los otros lo rodean y se lamentan. Todo ocurre en plena vía pública, donde además estas personas estacionaron otro vehículo con música revolucionaria a alto volumen.

Segundos después, a este sitio llegan más integrantes de este grupo guerrillero, la mayoría portando armas de corto y largo alcance. Hasta el momento las autoridades de Norte de Santander no se han pronunciado sobre este hecho, el cual se registra horas después del video que también circuló en las redes sociales y donde se observa a más de una docena de sujetos encapuchados haciendo una requisa a los clientes de un billar.

La acción dejó en entredicho el papel de la Fuerza Pública en la zona, y más cuando se ha dicho en repetidas ocasiones que los municipios que pertenecen a la región del Catatumbo, como el caso de Tibú, son de los de mayor presencia de las autoridades.

Tras los cuestionamientos que ha recibido la Fuerza Pública, el ministro de Defensa, Diego Molano, salió a defenderla e indicó que en la zona había presencia de la Policía y del Ejército y lanzó su hipótesis sobre lo sucedido.

Dijo que, para el caso en particular de lo sucedido en Tibú, fueron civiles los que protagonizaron el acto que luego se escondieron en casas del pueblo o huyeron a zonas rurales. “Algunos civiles que se visten rápidamente hacen un acto y desaparecen y se van a casas o áreas rurales”, explicó el ministro Molano.

Asimismo, durante este puente festivo de San Pedro y San Pablo en esta región del Catatumbo se registraron otros hechos de violencia. En la vía del municipio de Ábrego a Cúcuta, hombres desconocidos bloquearon el paso atravesando dos vehículos, el cual se presume que estaría cargado con artefactos explosivos.

La tensión para los nortesantandereanos creció mientras se hacía con el escuadrón antiexplosivo la verificación de los dos camiones de carga que no estaban marcados por ningún grupo al margen de la ley.

Por otro lado, en la vía Ocaña-Convención se presentó la incineración de una camioneta particular en el kilómetro 9. Según lo reportado, al vehículo lo abordaron cuatro hombres armados, luego de pasar por Aguas Claras, y el dueño fue obligado a bajar de la misma. Después de esto el automóvil fue quemado y se dejó atravesado en medio de la vía.

Al lugar llegaron primero los organismos de socorro, para luego tener la zona completamente custodiada por la Policía y el Ejército Nacional. La Fuerza Pública activó todos los protocolos de seguridad para verificar que la camioneta no “escondiera” ningún tipo de explosivo.

Por estos hechos, se realizó un consejo de seguridad para validar las situaciones de orden público que se presentaron en la región.