antioquia

Por abusar de una menor de 13 años condenan a exalcalde de Tarazá, Antioquia

En los próximos días se dará a conocer la condena que deberá cumplir el exalcalde.


Un juez ordenó condenar a Héctor Leonidas Giraldo Arango por haber abusado sexualmente de una niña de 13 años mientras se desempeñaba como alcalde de Tarazá, municipio ubicado en la subregión del Bajo Cauca antioqueño.

Según la investigación que realizó un fiscal delegado ante el Tribunal Superior de Medellín, los hechos se presentaron a mediados del año 2012 cuando Giraldo concentraba el poder en la administración local.

Las pruebas recopiladas por el ente acusador dan cuenta que Giraldo Arango retuvo a la menor, la encerró y la agredió en la propia vivienda de la víctima aprovechándose de las limitaciones de ella.

Justamente, la directora de la Fiscalía seccional Medellín, Natalia Andrea Rendón, dijo que “a su corta edad, presentaba gran vulnerabilidad debido a sus condiciones socioeconómicas y educativas”.

La captura del exalcalde fue ordenada por un juez en 2015 y, por el momento, no se conoce la condena: “En los próximos días se fijará la fecha de la audiencia en que se dará a conocer el monto de la pena que deberá cumplir”, informó la Fiscalía.

Terror en el suroeste de Antioquia: cinco personas fueron asesinadas en 40 horas

En otras noticias, una racha de violencia azota los municipios de Salgar, Urrao y Fredonia, al suroeste de Antioquia, luego de que cinco personas fueran asesinadas con arma de fuego.

El último caso se presentó en el municipio de Urrao, específicamente en la vereda Sinaí, donde una mujer y su acompañante fueron abaleados mientras se desplazaban en una motocicleta.

Uno de los cuerpos fue identificado como María Verónica Caro Rodas, conocida como La Negra, mientras que el cuerpo del hombre sigue sin ser identificado debido a que no portaba ninguna documentación; según las autoridades, el hombre tenía entre 30 y 35 años, aproximadamente.

Hasta el momento, no se tiene información sobre los motivos que condujeron a realizar este ataque sicarial.

Es de recordar que el pasado domingo 24 de abril dos personas más fueron asesinadas con arma de fuego en el municipio de Salgar, al suroeste antioqueño.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 10 a. m. en el barrio La Florida. Según el reporte oficial del hecho, la mujer asesinada fue identificada como Katherine Ortiz Montoya, quien estaba en compañía de Hernán Darío Mejía Uribe, de 47 años de edad.

En el mismo hecho resultó lesionada una mujer de 32 años, la cual fue atendida en el hospital de San José y posteriormente remitida a Medellín por la gravedad de sus heridas.

El quinto homicidio se presentó en Fredonia, donde varios sujetos acabaron con la vida de un joven en zona rural.

Todos estos casos siguen siendo materia de investigación por parte de la Policía de Antioquia, que espera determinar a que se deben estos continuos asesinatos.

Medellín se declara en alerta máxima por movilizaciones del 28 de abril

Por otro lado, nuevamente la Alcaldía de Medellín llamó la atención sobre las manifestaciones que se llevarán a cabo en la ciudad el próximo 28 de abril con motivo de la conmemoración del primer año del paro nacional.

El pedido del alcalde Daniel Quintero a la ciudadanía es contundente: “Evitar salir a marchar ese día debido a que sabemos que hay unas infiltraciones”.

Al parecer, grupos extremistas tienen el objetivo de generar caos en las calles de Medellín que podrían terminar desestabilizando el orden público por lo que las autoridades activaron la alarma máxima para prevenir los actos delictivos.

Sin embargo, no está claro si los que pretenden cometer los actos vandálicos pertenecen a los movimientos de derecha o izquierda, así lo dijo Quintero.

Pero la certeza es que los infiltrados tienen la mirada en las elecciones presidenciales. En efecto, las autoridades han interpretado las planeaciones delincuenciales como un ataque al proceso electoral que se llevará a cabo el próximo 29 de mayo.

Con el fin de frenar las acciones que se podrían cometer, la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá y la Fiscalía extremaron las medidas investigativas y de control para prevenir el estallido.

Además, varias entidades del Estado le están haciendo frente a la situación: Defensoría del Pueblo, Personería, Migración Colombia y las propias dependencias de la administración municipal.

“Vamos a tener a todo el personal que podamos de la alcaldía para proteger a los ciudadanos que salgan a marchar. Tenemos a todos los actores de la institución para defender a quienes marchan y a quienes no”, concluyó Daniel Quintero.

SEMANA conoció que más de 2.000 uniformados de la Policía conformarán el dispositivo de seguridad para acompañar a los manifestantes y asegurar el orden público en Medellín.