mundo

Estrella de Netflix fue sentenciada a 12 años de prisión, acusado de pornografía infantil

El famoso actor se había declarado culpable del caso en medios.


Joseph D. Fitzpatrick, fiscal federal adjunto para el Distrito Norte de Illinois, Estados Unidos, sentenció a 12 años de prisión a Jeremiah ‘Jerry’ Harris, estrella de la serie documental de telerrealidad Cheer, de Netflix.

De acuerdo con CNN, el joven se declaró culpable en febrero de recibir pornografía infantil, así como de participar en actos sexuales con un menor de edad. No obstante, en diciembre de 2020, ya había sido acusado de siete cargos que se presentaron en el Tribunal de Distrito de EE. UU., en el norte de Illinois.

“La sentencia es de 12 años de prisión, seguida de ocho años de libertad supervisada por un tribunal”, indicó el fiscal Fitzpatrick a CNN a través de un correo electrónico.

En su momento, en medio del acuerdo de culpabilidad, el hoy acusado confesó haber recibido pornografía infantil y que se encontró con un menor de 15 años, con quien supuestamente sostuvo relaciones íntimas.

De hecho, en 2020, un comunicado emitido por el Departamento de Justicia de Estados Unidos indicó que Harris, efectivamente, incitó al menor de edad para que produjera videos y fotos sexualmente explícitos de sí mismo y después se los enviara.

“La víctima menor informó a Harris durante su encuentro inicial, en línea, que tenía 13 años”, explicó en aquel entonces el comunicado que fue distribuido en el Twitter de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) de Chicago.

Otro famoso sentenciado por delitos sexuales

El pasado 29 de junio se conoció, de parte de las autoridades judiciales de la ciudad de Nueva York, la sentencia en el caso del cantante R. Kelly, miembro de la agrupación R&B, quien fue condenado a 30 años de cárcel, señalado de ser parte, en cargos directivos, de una red delictiva dedicada al tráfico de personas y abusos sexuales.

La encargada de dar a conocer la sentencia de la corte federal de Brooklyn fue la jueza Ann Donnelly, en el que, tras un año después de que se determinara la culpabilidad del señalado, por el jurado, se emitió la pena correspondiente.

La decisión se conoce luego de que, según detallan medios internacionales, la Fiscalía hubiese elevado una solicitud formal al tribunal, para que fuere impuesta una sentencia de 25 años de cárcel para el señalado.

Sobre los delitos de los que se señala al artista, reconocido por éxitos como “I Believe I Can Fly”, se encuentra el haber reclutado a un grupo de adolescentes y mujeres, con fines sexuales.

En la exposición de los cargos, la fiscalía había señalado que la figura de la reconocida agrupación de los años noventa representa un peligro para la sociedad, razón que ameritaba que este fuera privado de la libertad.

De acuerdo con declaraciones de la Fiscalía, los actos expuestos sobre la conducta del cantante eran insolentes, manipuladores, controladores y coercitivos”, advirtiendo además que, durante el juicio que le fue adelantado, el artista “no demostró ningún arrepentimiento ni respeto por la ley”.

Según precisan medios internacionales, el pasado mes de septiembre el jurado de una corte en Nueva York había encontrado la culpabilidad del artista en un total de once cargos, entre los que se cuenta crimen organizado.

Por lo anterior, el Ministerio Público advirtió la necesidad de que al hombre le fuese impuesta una pena “larga de cárcel”.